El aeropuerto de Málaga espera un 4% más de viajeros en la avalancha de agosto

Viajeros hacen cola ante los mostradores para facturar sus equipajes. :: carlos moret/
Viajeros hacen cola ante los mostradores para facturar sus equipajes. :: carlos moret

Más de 430.000 plazas ofertan las compañías desde ayer y hasta el próximo día 5, periodo en el que está previsto que operen 2.593 aviones

PILAR MARTÍNEZ MÁLAGA .

Si en las carreteras se espera el aluvión de coches camino de las playas, en el aeropuerto de Málaga la actividad intensa se palpa en las terminales, en los controles de seguridad y en las pistas. En las inmediaciones al recinto portuario basta con mirar al cielo y comprobar como el espacio de tiempo entre la llegada y salida de un avión es cuestión de contados minutos. Basta señalar que ayer aterrizaron y despegaron 369 aeronaves con casi 60.500 viajeros, y eso que es una de las jornadas menos intensas de las siete en las que Aena señala la mayor concentración de movimientos de la operación avalancha de agosto. En este periodo se estima que se registrarán un 4% más de pasajeros y un 3,7% más de vuelos que en el mismo periodo del pasado año, es decir, casi cien aviones más y 17.000 viajeros más en siete días.

El crecimiento que experimentará la terminal malagueña está algo por debajo de la media nacional, que Aena ha establecido en un 5,4%, esperando un tránsito global en la red de más de seis millones de viajeros. En las pistas de los aeropuertos del país tienen previsto operar más 37.000 movimientos programados, un 4,6% más. En el conjunto de la red de Aena, todos los días de este periodo aumentan tanto en número de asientos como de operaciones.

Un ir y venir de familias y parejas, cargadas de maletas pese a que las limitaciones de las aerolíneas condicionan la disposición de equipajes, delataba el inicio de la operación 1 de agosto en la terminal malagueña, que abrirá la segunda pista en agosto algunos días de los fines de semana, como ha hecho durante este mes.

Jornada más intensa

La jornada más intensa será la del próximo sábado, tanto en movimiento de aviones, con un total de 405 aterrizajes y despegues, como en pasajeros, esperando rebasar la cifra de los 68.000. Cabe recordar que el día de máxima actividad en este mismo periodo álgido del pasado año se cerró con 371 aviones y 64.487 viajeros. El tirón de vuelos internacionales se encuentra detrás de este incremento, que se remarca en mercados como el nórdico o el inglés.

Solo ayer llegaron al aeropuerto de Málaga con destino a Londres una veintena de vuelos a lo largo de toda la jornada. Incluso las conexiones con Moscú, a pesar de que los hoteleros han constatado un enfriamiento de este mercado por la crisis con Ucrania, se cifraron ayer en la llegada de tres vuelos, operados por Vueling y las rusas Transaero y Aeroflot, este último en código compartido con la española Air Europa. La Costa del Sol encara el mes clave para la industria turística.