Una Eurocámara dividida aplaza a septiembre su posición sobre la directiva de derechos de autor

Una Eurocámara dividida aplaza a septiembre su posición sobre la directiva de derechos de autor

El pleno ha rechazado defender ante el Consejo la dura posición ya pactada por los eurodiputados en comisión

ADOLFO LORENTE Corresponsal en Bruselas

Todavía no. El pleno del Parlamento Europeo ha rechazado esta mañana el mandato negociador aprobado ya por la comisión de Asuntos Jurídicos sobre la nueva directiva de derechos de autor (copyright) en la era digital presentada por la Comisión en 2016 y que busca, 'grosso modo', defender a los creadores europeos del 'todo vale' de las grandes tecnológicas americanas como Google o Facebook. Lo que ha hecho el pleno es congelar toda la tramitación y darse de tiempo hasta septiembre para pactar una nueva postura negociadora que defender en los trílogos con el Consejo (los 28 países) y la Comisión. La votación, muy ajustada, ha tenido 278 votos a favor, 318 en contra y 31 abstenciones.

La desinformación y la polémica ha marcado esta tramitación, como muchos eurodiputados han denunciado. De hecho, hoy no se aprobaba la directiva en sí, como muchos aseguraba. Lo que hoy se aprobaba es que el equipo negociador de la Eurocámara recibiese la luz verde del pleno para comenzar las negociaciones con el Consejo. Hasta ahí. Es decir, comenzar otra negociación que podría terminar de una forma u otra.

La clave de todo es que el pleno ha decidido tumbar la propuesta ya aprobada por los eurodiputados en la comisión de Asuntos Jurídicos. Es verdad que salió adelante, pero lo hizo de forma ajustadísima, lo que evidencia una enorme división en el seno de la institución que no gustaba dada la relevancia del asunto a tratar. La presión ha sido enorme, como ha vuelto a censurar hoy el ponente del documento, el alemán Axel Voss, quien ha llegado a hablar de amenazas de muerte o a hijos de eurodiputados.

«Lo que buscamos es que termine de una vez por toda la explotación de los artistas europeos a través de Internet y que reporta ganancias inmensas a los gigantes americanos», ha defendido Voss. Su arenga, sin embargo, no ha contado con la mayoría de la Cámara, que considera que el equilibrio entre los derechos de los autores y el de los usuarios no es está lo suficientemente equilibrado en esta mandado negociador.

¿Y ahora, qué? Toca abrir el melón, sentarse a hablar y renegociar un texto que logre una mayoría suficiente. Ojo, se trata de que el Parlamento Europeo acuerde una postura común que defender ante el Consejo, nada más. Una vez iniciada este siguiente fase y si fructifica un acuerdo entre la Eurocámara y las 28 capitales, el tema volvería al pleno del Parlamento Europeo la aprobación definitiva de la polémica directiva. ¿Cuándo? Como muy pronto, ya avanzando en 2019.

 

Fotos

Vídeos