El próximo USB podrá ser el cable para todo

Cable USB/
Cable USB

Además de contar con conectores reversibles, su tecnología permitirá usarlo para transmitir datos, conectar periféricos, proporcionar energía a dispositivos grandes e incluso conectar monitores de alta resolución

INNOVA+

La próxima generación de cables y conectores USB podrán reemplazar a casi cualquier otra tecnología disponible en la actualidad. Permitirán transmitir datos a alta velocidad entre dispositivos electrónicos, cargar las baterías de los ordenadores portátiles e, incluso, enchufar pantallas de altísimas resoluciones. Todo, además, en un formato físico reversible que se puede conectar tanto del derecho como del revés.

La Asociación de Estándares de Electrónica de Vídeo (VESA) ha anunciado que, basada las especificaciones de USB3.1 Type-C la nueva versión en fase de lanzamiento, ya prepara un cable capaz de gestionar todas las necesidades del usuario convencional de la electrónica de consumo. Una tecnología capaz de gestionar sus necesidades de energía e interconexión entre móviles, portátiles, tablets, televisiones, monitores y toda clase de periféricos.

«Las especificaciones del USB Type-C se crearon para proporcionar a los consumidores con un conector robusto que sirviera para todo, tanto en dispositivos móviles como en PC», ha asegurado Jeff Ravencraft, presidente de la fundación responsable del estándar USB. «Y cuando esto se combina con las tecnologías SuperSpeed de 10 Gbps gigabits por segundo y USB Power Delivery que permite potencias de hasta 100 vatios, permite por primera vez ofrecer una solución de un cable para todo».

Retrocompatibilidad

Esto no significa necesariamente que todos los nuevos dispositivos que adopten el estándar USB Type-C vayan a contar con estas posibilidades. Aunque la posibilidad ya estará ahí, dependerá de los fabricantes de dispositivos elegir unas capacidades u otras. El pack completo, de momento, se lo lleva el denominado DisplayPort Alt Mode, que incorpora todas las opciones y, además, hace factible aprovecharlas en múltiples combinaciones.

Los mismos circuitos, explican desde VESA, permitirían conectar monitores con resoluciones 5k (5120x2880 pixels) y mantener simultáneamente una tasa de transferencia de datos como la habitual hoy en día.

A pesar de todas las nuevas funcionalidades y mejoras que ofrece el nuevo estándar USB, todavía no está claro su éxito. Por primera vez en más de una década sus conectores no son compatibles con las versiones anteriores no tienen 'retrocompatibilidad', lo que hace mucho más difícil su implantación progresiva.