Erica, el autobús sin conductor catalán comienza a circular

Viaje inaugural Erica. / AMTU

Tiene capacidad para 12 personas y es eléctrico

J. A. G.Madrid

Eléctrica, inteligente, autónoma y compartida. Estas no son las características de un nuevo robot, sino que sin adjetivos ligados a Erica, el nuevo autobús que este mes de septiembre está recorriendo varios municipios en Cataluña.

Erica es un autobús sin conductor e impulsado por Asociación de municipios por la movilidad y el transporte urbano (AMTU). El proyecto incluye una mini gira por varias ciudades catalanas: Terrassa, Sabadell, Girona, Reus, El Vendrell, Martorell y Vic.

Antes de comenzar su trayecto por los recintos cerrados, según establece la normativa estatal, Erica ha estado en fase de pruebas en Sant Cugat del Vallès.  En los dos primeros días se realizarán las pruebas del recorrido, donde se registrará el trayecto que seguirá el autobús, y durante el resto del tiempo el vehículo admitirá a los pasajeros que deseen probarlo.

Esta semana, Erica ha aparcado en Girona y allí, en un circuito cerrado, recorrerá pequeños tramos lineales de un máximo de 500 metros en un espacio cerrado. Por su parte, vecinos y curiosos podrán comprobar el funcionamiento de este autobús autónomo.

El vehículo de la AMTU emite cero emisiones al ser eléctrico y se mueve a una velocidad de 18 kilómetros por hora. Equipado para transportar a doce personas, seis sentadas y seis de pie, también está adaptado para personas con movilidad reducida.

Sin embargo, la llegada de Erica no es la primera experiencia española en materia de transporte colectivo autónomo. El puerto de Málaga, San Sebastián y Talavera de la Reina han sido ya tres de los campos de prueba de estos vehículos.

En Europa, la historia está algo más avanzada como es el caso de Holanda, donde la conexión con el aeropuerto de Schipol ya está operado por un autobús eléctrico que cubre una distancia de 20 kilómetros a razón de 70 kilómetros por hora.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos