Contra los 'zombis' digitales: Estudian multar a los peatones que anden mirando el móvil en New York

En Nueva York, como en cualquier otra ciudad del mundo, los viandantes abstraídos por el móvil son una plaga./R. C.
En Nueva York, como en cualquier otra ciudad del mundo, los viandantes abstraídos por el móvil son una plaga. / R. C.

IRMA CUESTA

En vista de que no hay manera de persuadir a sus ciudadanos de otro modo, las autoridades de Nueva York se están planteando multar a todo peatón que circule por la calle enganchado a su móvil o a cualquier otro dispositivo electrónico portátil. La medida aún no está aprobada, pero la idea de quienes la defienden es sancionar los comportamientos zombis por las famosas avenidas neoyorkinas. El importe fluctuaría entre 25 y 50 dólares la primera vez que a uno le pillen 'in fraganti' y, si el sujeto reincide en un periodo inferior a los 18 meses, el castigo se elevará a 250 dólares.

El borrador de la ley, presentada en el Parlamento del Estado de Nueva York el 14 de mayo por el diputado Félix Ortiz y el senador estatal John Liu, define con claridad qué entiende por dispositivos electrónicos portátiles; un gran saco en el que caben móviles, tabletas, ordenadores, videoconsolas y cualquier aparato que permita «escribir, enviar, recibir y leer mensajes de texto», aunque la norma también establece las excepciones. El caminante solo podrá utilizar sus dispositivos en caso de emergencia durante un accidente y, por supuesto, bomberos y policías quedan al margen.

La propuesta pretende plantar cara a un hábito que está teniendo gravísimas consecuencias. Según las estadísticas que maneja la Governors Highway Safety Association, casi 6.000 peatones mueren cada año en EE UU y buena parte de los accidentes que se producen son atribuibles al uso de los móviles.

El debate está abierto

Por muy decididos que estén sus promotores, aún habrá que esperar para saber si finalmente la iniciativa sale adelante, ya que la medida ha provocado tantas críticas como alabanzas. «Esto puede convertirse claramente en un exceso de celo por parte del Gobierno», ha asegurado Tim Kennedy, presidente de la Comisión de Transportes del Senado neoyorquino, anunciando que no cuenten con él para apoyar la ley en los términos propuestos. A algunos de los periódicos más influyentes de la ciudad tampoco les parece una buena idea. De hecho, 'The New York Post' la ha calificado de «completa idiotez», asegurando en una editorial demoledora que «la verdadera lección a aprender en este caso es que los legisladores tienen demasiado tiempo libre mientras esperan a que su jefe de filas les diga qué votar y cuándo. Como dice el dicho, las manos ociosas hacen el trabajo del diablo».

Mientras en la ciudad de los rascacielos libran su particular batalla, en Honolulú hace ya casi dos años que decidieron tomar cartas en el asunto. Ellos han sido los primeros en adoptar medidas drásticas para poner fin a la plaga de ciudadanos que caminan por la calle hipnotizados por la pantalla del móvil. Las autoridades hawaianas basaron su actuación en diversos estudios que concluían que en el 98% de los casos en los que un peatón es responsable de un siniestro por distracción, el asunto está relacionado con el uso del teléfono. La norma, bautizada como 'Ley del caminante distraído', entró en vigor el 25 de octubre de 2017 y, aunque han comenzado ya ha aplicarse multas de entre 15 y 99 dólares, aún no ha pasado suficiente tiempo como para saber si está resultando todo lo efectiva que esperaban.

En números

10%: Una investigación reciente de la State University of New York estima que el 10% de los casos de emergencia que llegan a los hospitales neoyorquinos tienen como víctimas a personas que estaban centradas en sus 'smartphones'.

Choque seguro

Según alerta el centro de investigación Pew, un 'think tank' con sede en Washington que analiza problemáticas, actitudes y tendencias emergentes en Estados Unidos, el año pasado el 53% de todos los usuarios de teléfono móvil se chocaron con algo o con alguien mientras caminaban con la vista puesta en sus pantallas.

40%: De acuerdo con Safe Kids Worldwide, el 40% de los adolescentes de 13 a 18 años que fueron atropellados en 2016 por un automóvil, bicicleta o motocicleta mientras circulaban a pie estaba mirando el móvil.

España busca soluciones

Saludes, una empresa española con 119 años de experiencia en el mercado, lleva varios años diseñando propuestas de señalización vertical o pintura de pavimento para alertar a los adictos al móvil. El resultado ha sido una réplica de los semáforos instalada en el suelo que ha bautizado como 'Futura Zombie'. Ya hay 178 unidades en varias provincias de España. La pionera fue Azuqueca de Henares, una localidad de Guadalajara.

Mucho más cerca, en Ámsterdam y en la ciudad alemana de Ausgburgo, se ha optado por colocar luces led en el suelo de los pasos de peatones, visibles aunque se lleve la cabeza baja, que se ponen en rojo para advertir a los transeúntes del peligro de cruzar sin prestar la atención debida. En Estocolmo, las autoridades suecas han instalado señales dirigidas a los conductores que advierten de la existencia de 'smombies', el término que une 'smartphone' y zombi y hace referencia a los peatones abducidos por el móvil. En Hayward, California, han optado por lanzar mensaje disuasorios, de manera que el caminante se va topando con indicaciones como 'Levanta la cabeza para cruzar la calle, después actualizas Facebook'. Otra cosa es que las lea. La actuación más extrema se ha producido en Amberes (Bélgica), donde ya hay unos carriles que separan a los peatones desconectados de los conectados.

En España también se manejan informes que alertan del incremento de incidentes en los que el uso del dispositivo juega un papel fundamental. Y, aunque nadie ha hablado aún de sanciones, el año pasado ya se instalaron semáforos especiales para adictos al móvil en algunos municipios. La demanda, aseguran desde Industrias Saludes, los promotores nacionales de estos dispositivos, no ha dejado de crecer desde entonces.