Los 10 souvenirs más buscados

Gitanas y toros.Las figurillas más clásicas del imaginario español siguen ocupando el primer puesto entre las compras de los turistas. Algunas cuentan con coloridos diseños./
Gitanas y toros.Las figurillas más clásicas del imaginario español siguen ocupando el primer puesto entre las compras de los turistas. Algunas cuentan con coloridos diseños.

El Casco Antiguo de Marbella cuenta con un amplio número de tiendas de recuerdos. Repasamos los productos que más interesan a los turistas este verano

ADRIÁN MEDINA

Son una parte imprescindible de cualquier viaje. Incluso en la era de los móviles con cámara y los selfies, pocos se resisten todavía a llevarse un pedacito de la ciudad que han visitado en forma de souvenir. En Marbella, las calles del Casco Antiguo están repletas de tiendas que basan su existencia en el gusto de los turistas por los recuerdos físicos. En sus estantes es posible encontrar prácticamente de todo. Tras hacer un recorrido por ellas, presentamos esta lista con los productos preferidos por los visitantes este verano.

El toro y la gitana. Los dos elementos clásicos del imaginario español siguen ocupando el podio entre los souvenirs más vendidos en la mayoría de las tiendas. En conjunto o por separado, con los colores clásicos o reinventados con coloridos mosaicos, estas figuras icónicas triunfan entre turistas de todas las nacionalidades. «Es de las cosas que más les llama la atención», afirma Silvia Cruz, que lleva un par de años trabajando en una de las tiendas cercana a la Plaza de los Naranjos.

Marbella sobre cerámica. Los productos que tienen el nombre de la ciudad grabado suponen una parte importante de las ventas diarias de estos negocios, ya sea sobre platos decorativos, tazas e incluso imanes. La mayoría suele llevar la imagen de lugares emblemáticos de la ciudad como el arco o la montaña de La Concha.

Trajecitos de flamenca. El estilo flamenco no se limita solo a las figuras. Muchas niñas vuelven a sus países vestidas con trajes de lunares. «Los árabes se lo llevan mucho», explica Mariana Cerván. Ella dirige una tienda de ropa con una gran variedad de estas prendas. «Los que se están llevando son los más baratos, los de diez o veinte euros», afirma.

Dedales. Muchos visitantes se llevan recuerdos que tienen impresos espacios icónicos de Marbella, como el arco o la Plaza de los Naranjos.
Dedales. Muchos visitantes se llevan recuerdos que tienen impresos espacios icónicos de Marbella, como el arco o la Plaza de los Naranjos.

Dedales de cerámica. Aunque la costumbre de coser a mano se ha perdido prácticamente, los dedales siguen siendo una opción recurrente en las tiendas de souvenirs. En la mayoría de tiendas afirman que es el producto más vendido, probablemente porque cuestan entre uno y tres euros.

Los vestidos de flamenca para niñas tienen mucho éxito entre el público árabe

Sombreros y gafas de sol. No todos los visitantes que acuden a la costa saben de verdad lo que supone enfrentarse al sol veraniego del mediodía.Los hay que no vienen lo suficientemente preparados y tienen que buscar protección de emergencia. Su salvación está en los estantes repletos de sombreros que ocupan las calles frente a las tiendas de recuerdos. «Hay muchos que vienen sin nada y vienen aquí a comprarse uno», explica Lizi Kristesiashvili, que trabaja en la tienda Samira. Y como complemento, unas gafas de sol.

Joyería. Incluso de vacaciones, hay quien no se resiste al brillo de los abalorios. Piezas de plata, oro, piedras preciosas... «Los hay que se gastan 30 euros y los que se dejan 300», explica María Cristina Sánchez, que regenta la tienda Mar de Plata.

Figuras religiosas. Los motivos cristianos tienen un público recurrente en Marbella. «Sobre todo compra el público ruso», explica Juan de Arce, que regenta una tienda especializada en este tipo de productos.

Conchas. El producto más peculiar de esta lista y, sin embargo, un sector del turismo busca esas conchas voluminosas. De esas que se dice que, poniéndoselas en el oído, se oye el mar. «Tengo incluso un cliente navarro que compra una cada año», explica Silvio Andrei Neagu, que trabaja en una tienda en Plaza de la Victoria. Tal vez para recordar la sensación de la brisa marina al volver a casa.

Platos decorativos y motivos religiosos: Muchos visitantes se llevan recuerdos que tienen impresos espacios icónicos de Marbella, como el arco o la Plaza de los Naranjos. Entre el público ruso triunfan las figuras religiosas. Imanes: Por su bajo precio, que oscila entre uno y tres euros habitualmente, los imagenes tienen mucha salida.