Extra Oftalvist Málaga

«En Oftalvist contamos con la tecnología y la experiencia para dar solución a todos los pacientes que sufran miopía»

«En Oftalvist contamos con la tecnología y la experiencia para dar solución a todos los pacientes que sufran miopía»
Entrevista al Dr. José Miguel Román, especialista en cirugía refractiva, vista cansada (presbicia), cataratas y ojo seco de la ClÍnica Oftalmológica Oftalvist, integrada en el Hospital El Ángel- HLA de Málaga

Oftalvist nació en el año 1995 en Alicante, de la mano del Dr. Pedro Tañá, y desde entonces ha desarrollado un proceso de expansión por varias provincias de España entre las que se encuentra Málaga, donde se ubica integrado en el Hospital El Ángel- HLA.

La clínica, dotada con las más sofisticadas técnicas de exploración oftalmológicas dedicadas a la prevención, diagnóstico y cuidado integral de la salud visual, ofrece a los pacientes un amplio catálogo de servicios con la máxima seguridad y fiabilidad gracias a su equipo de profesionales, que desarrollan su actividad en un entorno hospitalario para mayor seguridad y bienestar del paciente.

Además, el grupo es pionero desde 2004 en incorporar en Europa una plataforma láser de femtosegundo que ha permitido que la operación de miopía en Málaga en Oftalvist, así como en sus más de 30 clínicas, sea 100% láser.

Entrevistamos al Dr. José Miguel Román, especialista en cirugía refractiva, vista cansada (presbicia), cataratas y ojo seco.

¿Qué servicios prestáis en Oftalvist?

En Oftalvist prestamos un servicio integral de oftalmología que incluye todas las patologías.

¿Cuáles son las patologías más comunes?

La mayoría de las consultas, además de las revisiones generales, las graduaciones y comprobar el fondo de ojo, responden a problemas frecuentes como la blefaritis, una inflamación del borde de los párpados, o el ojo seco. También son frecuentes lo que la gente llama 'las moscas', es decir las miodesopsias, que son condensaciones en el vítreo.

En lo referente a oftalmología infantil, ofrecemos un servicio de revisión y seguimiento, para comprobar la visión, medir la graduación y decidir si es necesaria la corrección con gafas.

¿Han aumentado las patologías referidas a la miopía debido al cambio en los hábitos de vida?

Sí, se ha comprobado que en los últimos años ha aumentado la prevalencia de la miopía, sobre todo en gente joven. Aunque hay un componente hereditario, lo cierto es que en buena medida esto se debe a cuestiones ambientales. Se han hecho estudios que revelan que este aumento en la miopía se debe en buena medida a la falta de luz, a estar en ambientes con poca iluminación y pasar mucho tiempo enfocando, que es lo que ocurre cuando estamos constantemente frente a móviles, ordenadores…pantallas en general. De hecho, un estudio demostró recientemente que si el ojo recibe poca luz, la dopamina, que es el neurotransmisor que controla su desarrollo, no frena su crecimiento. De este modo, al aumentar el ojo, aumenta la miopía, y van progresando las dioptrías. Por eso lo que hay que intentar es recibir suficiente luz solar y no estar mucho tiempo enfocando.

Y entre los más pequeños, ¿cómo se puede prevenir esto?

Más allá de lo que acabo de mencionar, la prevención en niños es difícil. Normalmente no recomendamos una revisión hasta que tienen 5 años, que ya colaboran para saber realmente qué agudeza visual tienen. A no ser que haya antecedentes en la familia de miopía magna o niños que tengan estrabismo, que sí hay que tratarlo cuanto antes. Pero siempre se debe llevar una buena higiene visual y en caso de cualquier duda consultar al oftalmólogo de referencia.

¿Qué técnicas se están empleando en la actualidad para corregir la miopía?

Las más conservadoras son, evidentemente, las gafas y las lentes de contacto.

En el caso de los adultos mayores de 18 o 21 años, que tengan la progresión estable, se puede hacer una cirugía refractiva para operar la miopía, la hipermetropía y/o el astigmatismo.

Nosotros en Oftalvist realizamos esta cirugía 100% láser, es decir, todos los pasos de la intervención lo realizamos con plataformas láser, hay otros centros donde realizan parte de la cirugía de forma manual con un microqueratomo con cuchillas.

¿Qué diferencia hay entre el láser o la lente intraocular?

La mayor parte de los pacientes se operan con láser siempre que no tengan una graduación extrema, es decir, mucha hipermetropía y miopía, la córnea muy delgada, que para el láser no sea suficiente. Esos pacientes que se salen del rango del láser tienen que pasar a la lente intraocular, ICL por sus siglas en inglés (Intraocular Contact Lens).

¿Qué beneficios tiene la cirugía con láser para el paciente?

Evidentemente ganan en calidad de vida, al prescindir de las gafas y sobre todo de las lentes de contacto (ponerlas, quitarlas, guardarlas en el líquido, desinfectarlas y toda la parafernalia que implica). Hay muchas actividades en las que tener gafas o lentes resulta un verdadero problema, como hacer deporte, ir a la playa, conducir, etc.

¿Y respecto a la técnica?

El láser siempre es menos invasivo porque es una cirugía extraocular o superficial, no hay que abrir el ojo, con la consecuente mejora de la seguridad y en la recuperación.

Dentro del láser hay básicamente cuatro técnicas. En Oftalvist usamos la PRK y el Femtolasik. Con la primera opción quitamos la piel de la córnea, es decir, el epitelio, se aplica el láser para corregir las dioptrías y posteriormente se pone una lente de contacto para que la piel nueva salga por debajo y el párpado no la toque. Tiene el hándicap de un postoperatorio un poco más incómodo y requiere una semana de baja y tres meses de gotas.

Por su parte el Femtolasik es una técnica 100% láser mediante la cual se hace una lámina o flap en la córnea con un láser de femtosegundo, y se corrige la miopía con otro láser diferente. El riesgo quirúrgico es mínimo puesto que el láser nos permite controlar el grosor y diámetro de la lámina, y se pueden realizar posibles correcciones si fueran necesarias. Ganamos en precisión, seguridad y fiabilidad.

¿Qué procesos se llevan a cabo antes de la operación?

Lo primero que hacemos es un estudio completo en el que comprobamos la visión del paciente con y sin corrección. Se le gradúa para conocer la graduación exacta que tiene con dilación y luego se hacen diferentes pruebas como una topografía, es decir, un 'mapa' de la superficie de la córnea para ver cómo está; una paquimetría para conocer el espesor de la córnea; así como un estudio de la dilatación de las pupilas, del fondo de ojo y de la sequedad. Y con el resultado de todas esas pruebas valoramos en función de los parámetros que encontremos qué técnica es la más adecuada para cada paciente.

¿Todos los pacientes pueden operarse con láser?

La mayoría de los pacientes son aptos para el láser. Pero para aquellos que se salen del rango, como hemos dicho, también tenemos posibles soluciones. De este modo, todos los pacientes (salvo los que tengan patologías oculares como glaucomas, etc.) pueden encontrar la solución a sus problemas de visión.

¿Son técnicas definitivas?

En principio sí. Hay que garantizar el grosor de la córnea para que no se produzcan problemas en el futuro y, con la ICL, hay que extraer la lente cuando el paciente desarrolle cataratas. Pero con las nuevas lentes que se emplean en esta técnica la incidencia de catarata antes de tiempo es muy baja, solo el 2%. Pero eso no son patologías, sino consecuencia del envejecimiento natural del ojo. En definitiva, los resultados son muy beneficiosos y duraderos.

Más información

Oftalvist Málaga - HLA El Ángel

Calle Corregidor Nicolás Isidro, 16, - Málaga

Teléfono: 951 510 425

malaga@oftalvist.es