Los endocrinólogos creen que el etiquetado Nutriscore puede generar confusión

Los endocrinólogos creen que el etiquetado Nutriscore puede generar confusión

Los especialistas abogan también por incluir un etiquetado dirigido al público infantil, al menos en los productos orientados a este grupo de edad, que sea fácil de interpretar

EFEMadrid

La Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN) se ha pronunciado sobre el sistema de etiquetado alimentario Nutriscore promovido por el Gobierno, un sistema que «quizás no es el óptimo» puesto que «puede generar cierta confusión entre los consumidores».

Así lo ha puesto de manifiesto en un comunicado en la misma semana en la que el Ministerio de Sanidad ha anunciado que este etiquetado será obligatorio en un año, una vez que se apruebe el real decreto para regularlo.

El Nutriscore es un logotipo de cinco colores -a cada uno de los cuales le corresponde una letra, de la A a la E- con coloración gradual del verde al rojo en cinco niveles al estilo de un semáforo, de manera que los verdes identificarán los productos más saludables y los rojos los de menor calidad nutricional. Según la SEEN, este sistema permite comparar alimentos del mismo grupo para elegir la opción más saludable, pero «no sirve para hacer un listado general de alimentos en los que todos los que obtengan la misma letra sean comparables por su calidad nutricional».

Añade que en Francia, donde el modelo se instauró hace dos años, «algunos alimentos precisaron adaptaciones, algo que podría ocurrir en España, ya que, por ejemplo, el aceite de oliva virgen extra obtiene una D (naranja) en Nutriscore».

Por este motivo, desde la SEEN apuestan por los sistemas mixtos de etiquetado -composición nutricional y calidad nutricional-, dado que son los que más información ofrecen al consumidor y se interpretan fácilmente. Para esta organización, la información sobre «la calidad nutricional ha de prevalecer sobre la información de los nutrientes y se deben establecer las raciones de consumo aconsejadas».

Los nutricionistas abogan también por incluir un etiquetado dirigido al público infantil, al menos en los productos orientados a este grupo de edad, que sea fácil de interpretar.

Finalmente, la SEEN recuerda al consumidor que los alimentos que se deben consumir con más frecuencia «no precisan etiquetado nutricional», pues son alimentos frescos como frutas, verduras, carnes, pescados, huevos.

 

Fotos

Vídeos