Extra Centro Residencial Almudena

Manualidades que sanan

Manualidades que sanan
En Centro Residencial Almudena, especializado en personas con enfermedad de Alzheimer y otras demencias, emplean estas actividades como terapia con la que divertir y estimular a los pacientes

La creatividad es el poder de conectar lo aparentemente desconectado. Desarrollarla a través de las manualidades ayuda a quienes las practican a pensar cosas nuevas, experimentar y crecer a cualquier edad.

Conscientes de sus beneficios, en Centro Residencial Almudena emplean estas actividades como herramienta terapéutica para lograr que los pacientes con enfermedad de Alzheimer y otras demencias se diviertan mientras estimulan su cerebro.

Para ello, en todas las fechas importantes realizan actividades específicas y relacionadas con la festividad. Corazones en San Valentín, Tronos en Semana Santa o banderas por el Día de Andalucía son algunas de las artesanías con las que se ayuda a los mayores a estar activos, ubicarse en el calendario y sentirse útiles.

«Estas propuestas responden a diferentes evidencias científicas y estudios que demuestran que los centros nerviosos que tienen que ver con las manos ocupan tanto en espacio en nuestro sistema nervioso central como todas las demás percepciones sensoriales juntas. Esto supone que, si ejercitas las manos, provocas que las células receptoras de tu cerebro hagan muchísimas conexiones inmediatamente. De este modo, las manualidades sirven para activar múltiples zonas del cerebro, no solo las que tienen que ver con el movimiento, también las áreas visuales y auditivas, y esto repercute muy positivamente en la memoria porque los pacientes aprenden y recuerdan mejor lo que están haciendo», explica Olga Ocejo, neuropsicóloga del centro.

Asimismo, las manualidades tienen una relación directa con la atención. Centrarse en estas actividades de manera sostenida ayuda a que los pacientes se olviden de ellos mismos y no verse ensombrecidos por cuestiones como el sueño, el dolor o las preocupaciones, haciendo posible que se relajen y disfruten.

«También es importante destacar que, al hacer las manualidades, se eleva nuestro nivel de dopamina, un neurotransmisor que nos hace sentir bien y nos da motivación», explica Ocejo.

Para llevar a cabo estas actividades, el centro cuenta con un equipo multidisciplinar de profesionales que ofrecen a sus residentes todas las atenciones sociosanitarias que requieren.

«Programamos nuestras actividades para asegurarnos que los pacientes se lo pasen bien y se diviertan. A la vez, al estar en un ambiente muy estimulado se crean más conexiones neuronales, una mayor reserva cognitiva que consigue suavizar el impacto de las lesiones cerebrales. Es una manera de ejercitarlo y mejorar el estado mental», explican desde el centro. «Además nosotros constatamos que, en cada manualidad, el nivel de estrés se reduce significativamente y se aumenta la autoestima que supone estar dentro de un proceso creativo con resultados muy positivos. Esto hace que se sientan útiles. Incluso cuando están enfadados, se relajan y consiguen centrarse y disfrutar».

Además de estas manualidades periódicas, el centro cuenta con una programación diaria de talleres con los que se ejercita a los mayores, como el de estimulación cognitiva, de psicomotricidad, de memoria e incluso talleres de cine o musicoterapia, entre otros. También han incorporado una terapia asistida con animales con la que los mayores se relacionan con animales y disfrutan del exterior.

Especialistas en la asistencia a personas con Alzheimer

Centro Residencial Almudena lleva más de 25 años garantizando el bienestar de las personas que sufren demencias.

Los espacios modernos acogedores y cercanos, el calor de hogar y un personal muy cualificado que se vuelca en el trato con los pacientes, distinguen a este centro malagueño, uno de los pocos de la provincia dedicado exclusivamente a pacientes que sufren algún tipo de demencia, de los que más del 80% corresponden a la enfermedad de Alzheimer, además de casos de deterioros cognitivos o trastornos neurodegenerativos.

El centro cuenta con 43 plazas, 19 de ellas concertadas a través de la Junta de Andalucía y con una demanda muy alta. Acogen todas las fases de estas enfermedades, aunque en las iniciales suelen recomendar los centros de día.

Más información:

Centro Residencial Almudena

Calle Galicia, 3-5, 29738 Rincón de la Victoria, Málaga

Teléfonos: 952 40 39 69 - 651 80 39 46

www.centroresidencialalmudena.com

Fotos

Vídeos