Un estudio realizado en Málaga demuestra los beneficios del consumo de lácteos frente a la diabetes y la hipertensión

Un estudio realizado en Málaga demuestra los beneficios del consumo de lácteos frente a la diabetes y la hipertensión

«En población sana, la ingesta de 2-4 raciones de lácteos entra dentro de un patrón saludable de alimentación, incluso aunque no sean desnatados» advierte el informe nacional liderado por profesionales del Hospital Carlos Haya y del Instituto de Investigación Biomédica de la capital

Ángel Escalera
ÁNGEL ESCALERAMálaga

El consumo de queso, yogur, leche, batidos o helados tiene un efecto positivo para hacer frente a la obesidad y la hipertensión. Esa conclusión se extrae de un estudio nacional liderado por profesionales del Hospital Regional de Málaga (antiguo Carlos Haya) y del Instituto de Investigación Biomédica de Málaga (Ibima). Ese trabajo ha demostrado que las personas que consumen productos lácteos de forma habitual tienen menos posibilidades de padecer diabetes e hipertensión y, por tanto, de desarrollar enfermedades asociadas.

«Los resultados de esta investigación apuntan el efecto beneficioso del consumo de lácteos frente a la presencia de hipertensión y obesidad, lo cual podría contribuir a un mejor estado metabólico general y un menor riesgo cardiovascular», explicó la coordinadora del estudio e investigadora de carrera de la unidad de gestión clínica de endocrinología y nutrición del Hospital Regional y del Ibima, Gemma Rojo Martínez.

El proyecto

Este proyecto, denominado Di@bet.es, ha sido diseñado y promovido desde el Centro de Investigación Biomédica en Red de Diabetes (CIBERDEM) en el que han participado investigadores y centros sanitarios de toda España. El director de la unidad de gestión clínica de endocrinología y nutrición del antiguo Carlos Haya, Gabriel Olveira, manifestó que el objetivo inicial del estudio era establecer la prevalencia de diabetes en España, «pero también ha permitido estudiar la prevalencia de otros factores de riesgo como la obesidad, la hipertensión, el sedentarismo o la dieta». La fase transversal del estudio Di@bet.es se llevó a cabo entre los años 2008-2010 y contó con la participación de más de 5.000 voluntarios de toda España mayores de 18 años.

Gemma Rojo indicó que tras analizar las cifras de hipertensión (39,9 por ciento) y de obesidad (26,6 por ciento) en España se vio la necesidad de poner en marcha medidas para combatir esa situación, puesto que la obesidad y la tensión alta guardan relación con enfermedades cardiovasculares graves que pueden ocasionar la muerte.

«Esta investigación ha permitido no solo destacar la asociación entre el consumo de productos lácteos y el mejor perfil metabólico en la población española adulta, sino también poner de manifiesto que las mujeres consumen más leche, queso o yogures que los hombres, mientras que estos toman más lácteos azucarados como batidos o helados», significó la coordinadora del estudio.