Extra Clece

Cuando cuidar es mucho más que prestar un servicio

Cuando cuidar es mucho más que prestar un servicio
Clece atiende a más de 6.500 personas de ayuda a domicilio en la provincia de Málaga, ofreciéndoles un cuidado personal, cercano y muy humano

Hace diez años que a Antonio le concedieron la ayuda a domicilio y siempre ha estado con la misma auxiliar. Por eso, al hablar de ella, no solo refiere la mano que le echa para asearse o salir a hacer gestiones, sino la compañía y el cariño que se tienen. «Tenemos una relación muy buena. Viene todos los días, me cuida y hace compañía. Para mi es mucho más que una auxiliar, es familia». La clave de este servicio ofrecido por Clece es que, como reza su lema, se trata de «personas que cuidan a personas », una relación de reciprocidad en la que se busca el apoyo y el crecimiento conjunto de la organización, los trabajadores y los usuarios. Así lo confirma Fuensanta Macías, una de las auxiliares de la empresa. «Es un trabajo muy especial y satisfactorio. Ves cómo cambian sus caras cuando llegas, la alegría que les despierta tu compañía. Hay que tener en cuenta que muchos viven solos y pierden prácticamente el contacto humano. Por eso el cariño que dan, es algo impagable».

«Yo estoy muy contenta con mi auxiliar, es parte de mi día a día y cuando no está, la echo mucho de menos», confiesa Remedios Carrasco, otra de las usuarias del servicio.

Y es precisamente ese trato amable, cercano y personal lo que hace de Clece una de las empresas de referencia en el sector de la ayuda a domicilio. La empresa, que presta sus servicios en la provincia de Málaga desde 2001, atendió el pasado año a 6.693 usuarios, más del 60% del total de la actividad de la ayuda a domicilio en la provincia. Para ello contaba con una plantilla de 3.316 auxiliares, con edades comprendidas entre 25 y 50 años, formada por 3.286 son mujeres y 30 hombres. «Además de la cualificación profesional en atención sociosanitaria, buscamos que las trabajadoras tengan un perfil que cuente con una sensibilidad especial hacia el colectivo al que se atiende. Se trata de un servicio muy particular porque, al trabajar en el domicilio, las compañeras se meten en la casa de la persona. Y tanto en lo bueno como en lo malo, el día a día se vive con mucha intensidad. Por eso es necesario una dosis extra de empatía y asertividad con el usuario, su núcleo familiar y su entorno», explica Celia López, responsable de coordinación de Clece Málaga. El mimo del factor humano es una de las características de la empresa, no solo hacia los usuarios, también hacia las trabajadoras. «Apostamos mucho la inteligencia emocional. Porque nuestro equipo esté contento y se sienta apoyado. Porque solo si ellas están bien pueden ofrecer un bien servicio a los mayores», subraya López. Asimismo, cada caso se trata de forma individualizada, asignándole el perfil de auxiliar que más se ajuste al usuario y con un horario coordinado con la familia en función de las horas de ayuda que la Administración le ha concedido, ya que se trata de un servicio de titularidad pública. Respecto a la gestión de Clece, Kader Miguel Djebbour, delegado territorial de Clece Málaga, explica: «A partir de 2008 se multiplicaron las personas a las que atendíamos, así que la ayuda a domicilio ha crecido con nosotros y nosotros con ellos. Esta experiencia es la que nos permite una posición de liderazgo». «Intentamos aplicar innovaciones desde el punto de vista metodológicas e incluso tecnológicas. Todo para ofrecer el servicio de la máxima calidad que merecen los usuarios. Y por supuesto esa calidad pasa por la formación de las trabajadoras, ofreciéndoles seguridad jurídica y laboral », apunta el delegado. Y es que como afirma, emocionada, la auxiliar: «Lo más gratificante es ver la alegría de los usuarios cuando llegamos a su domicilio y nos acogen con su sonrisa. Cuando le ofrecemos un abrazo y nos los devuelven multiplicándolo con un te quiero. Esos momentos son tan únicos y especiales, que no lo olvidaremos».

Retos y futuro del servicio: un sistema infrafinanciado

A pesar de la búsqueda de la excelencia en el servicio que prestan, desde Clece se quiere hacer énfasis en tres retos que debe afrontar el sector: La Dignificación Socio –Laboral, para lo que se deberían mejorar los salarios y las jornadas; Evitar el colapso del sector por la pérdida de financiación externa, como consecuencia del precio hora congelado desde 2007 y la apuesta de las administraciones contratantes por la calidad del servicio y no por concursos basados en la subasta de precios. Dichas administraciones, generalmente las corporaciones locales, deben además asumir su responsabilidad en materia de financiación y garantizar que las licitaciones promuevan la calidad de los servicios y las mejores condiciones laborales de las plantillas.

Por todo ello, los responsables de Clece consideran que nuestra comunidad se enfrenta al reto, no sólo de que no muera el sistema, sino de no perder el rumbo en materia de innovación y mejoras para las personas usuarias, para que Andalucía no quede a la espalda de las comunidades autónomas.

Más información

Clece

Delegación Provincial de Málaga

C/ Pirandelo, 6 – bloque 3 – planta 4 puerta 4. Edificio Corona de Teatinos, 29010 Málaga.

Tlfn.: 952 64 06 25

www.clece.es