El Clínico contará desde mañana con otra resonancia que facilitará triplicar el número de pruebas

Marina Álvarez, Mercedes Acebal y Francisco Fernández España/
Marina Álvarez, Mercedes Acebal y Francisco Fernández España

El equipo permite llevar a cabo estudios diagnósticos muy precisos y más seguros a los pacientes

Ángel Escalera
ÁNGEL ESCALERAMálaga

El Hospital Clínico Universitario pondrá en marcha mañana martes una resonancia nuclear magnética de gran precisión y seguridad que, sumada al equipo que ya funciona en el centro hospitalario y al que hay instalado en el Hospital del Guadalhorce (que depende del Clínico), permitirá triplicar la capacidad de realización de pruebas diagnósticas. Así lo ha dicho este lunes la consejera de Salud, Marina Álvarez, que ha visitado esas instalaciones y otras en las que está situada un TAC simulador, que funciona desde hace un mes y que se utiliza para estudios de simulación avanzados para los tratamientos individualizados de radioterapia. Hasta el momento ya se han beneficiado unos 200 pacientes de radioterapia.

La consejera ha estado acompañada por los delegados del Gobierno andaluz en Málaga y Salud, Francisco Fernández España y Ana Isabel González, respectivamente; la gerente del Servicio Andaluz de Salud (SAS), Francisca Antón, y el gerente del Clínico, José Antonio Medina. Álvarez ha puesto de manifiesto que la incorporación de esos equipamientos al Clínico mejora la calidad y la precisión a nivel diagnóstico y terapéutico de los pacientes de las áreas de diagnóstico por imagen y oncología radioterápica y radiofísica.

La resonancia de última generación permitirá una mayor rapidez a la hora de hacer los estudios y una mejor resolución de las imágenes. Asimismo, facilitará que se efectúen estudios avanzados en determinadas patologías gracias a la precisión y calidad de las imágenes y al innovador sistema de software que incorpora. La nueva resonancia magnética llevará a cabo, entre otros, estudios cerebrales, de mama y de próstata. El equipo ofrece la posibilidad de hacer biopsias de mama dentro de la máquina o dirigirlas en los estudios de próstata. Por otro lado, la mayor rapidez y resolución va a reducir de forma importante los tiempos en la ejecución de los estudios. También mejorará el confort para los pacientes debido a la menor sensación de claustrofobia y reducción de ruido. Igualmente, evitará tener que enviar a algunos enfermos a hacerse la prueba en otros centros.

La directora de la unidad de gestión clínica de diagnóstico por imagen, Mercedes Acebal, ha hecho hincapié en que que la esta resonancia representa un «aumento de la accesibilidad de la población malagueña a este tipo de pruebas de alta resolución diagnóstica, al mismo tiempo que significa un reto organizativo para la unidad en base a criterios de eficiencia y efectividad, además de la oportunidad para los profesionales de trabajar con equipos de alta tecnología».

La consejera ha referido que la nueva resonancia del Clínico es una de las cinco que se están incorporando de manera progresiva a los hospitales públicos de la sanidad pública malagueña, con un coste total de casi 7,6 millones de euros. En concreto, ya están en funcionamiento los equipos en las área sanitarias de la Axarquía y Ronda y en el Hospital Valle del Guadalhorce. Además, a principios de octubre comenzó la obra para la instalación de un nuevo equipo en el Hospital Materno Infantil, que iniciará su actividad en diciembre. De este modo, la provincia de Málaga dispondrá de un total de nueve resonancias magnéticas.

Álvarez también ha destacado que en la unidad de oncología radioterapica y radiofísica hospitalaria del Clínico funciona, desde hace un mes, un equipo de tomografía axial computerizada (TAC) que se emplea para hacer estudios de simulación avanzados para los tratamientos individualizados de radioterapia.

Temas

Málaga