Los beneficios de practicar sexo

Las relaciones sexuales placenteras proporcionan un bienestar físico y mental /J. V. Arnelas. Archivo
Las relaciones sexuales placenteras proporcionan un bienestar físico y mental / J. V. Arnelas. Archivo

Los hombres que tienen relaciones dos veces a la semana reducen el riesgo de infarto

Ángel Escalera
ÁNGEL ESCALERAMálaga

El sexo no solo es placentero, sino que repercute beneficiosamente en la salud. Por ejemplo, los hombres que mantienen relaciones sexuales dos veces a la semana tienen la mitad de probabilidades de sufrir un infarto que los que practican sexo una vez al mes. Ese dato forma parte de un estudio publicado en una revista norteamericana de cardiología ('The American Journal of Cardiology'). Así lo puso ayer de manifiesto el jefe del servicio de cardiología del Hospital Quirónsalud Málaga, Antonio Esteban, que hizo esas declaraciones con motivo de la celebración hoy del Día Europeo de la Salud Sexual.

La OMS aconseja el sexo seguro con motivo de celebrarse hoy el Día Europeo de la Salud Sexual

Este especialista en cardiología indicó que la actividad sexual, en personas sanas, supone una ventaja para combatir las enfermedades cardiovasculares. «Este tipo de ejercicio disminuye el estrés y mejora la presión arterial, algunos de los principales factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares», destacó el doctor Esteban.

La práctica del sexo también mejora la presión arterial, el sistema inmune y la piel, así como supone un refuerzo del suelo pélvico. Desde un punto de vista psicológico, unas relaciones sexuales satisfactorias favorecen el bienestar y facilitan el pensamiento creativo. «La liberación de hormonas, como endorfinas, oxitocina, serotonina y prolactina, actúa directamente sobre los circuitos de recompensa cerebrales y generan tranquilidad, euforia e incluso analgesia», explicó el jefe de psicología de Quirónsalud Marbella, Antonio de Dios.

El contacto sexual influye, asimismo, de forma positiva en la piel por el aumento de la hidratación sobre el sistema inmune, con lo que se evitan algunas enfermedades por el aumento de la producción de glóbulos  blancos. Igualmente, el sexo es bueno para reforzar el suelo pélvico, señaló el jefe del servicio de ginecología y obstetricia de Quirónsalud Málaga, Andrés Carlos López Díaz. Mediante las relaciones sexuales se trabajan los músculos que permiten el sostén del útero, la vejiga y el intestino. «Un suelo pélvico cuidado nos proporciona placer, seguridad y calidad de vida, mientras que si se debilita surgen problemas como la incontinencia de orina, de gases, de heces, el descolgamiento de los órganos pélvicos o la dificultad para tener relaciones sexuales», puso de relieve el doctor López Díaz.

El sexo aporta aspectos beneficiosos a la salud, pero hay que practicarlo de forma segura para prevenir enfermedades de transmisión sexual (ETS) como la sífilis, la clamidia, el herpes genital o el virus del papiloma humano (VPH). El uso de preservativo evita el contagio de las infecciones sexuales. Está constatado un aumento continuo de las enfermedades venéreas en España, sobre todo en la población más joven. Las infecciones de transmisión sexual no tratadas tienen repercusiones muy negativas en la salud general de la persona afectada y pueden, incluso, provocar la muerte, sobre todo por los cánceres de cuello de útero, anal, vulvar y vaginal en el caso de las mujeres, mientras que en los hombres el riesgo de fallecimiento se asocia a los tumores anales, genitales, de pene y orofaríngeo.

Temas

Sexo