¿Por qué aumentan los casos de paperas?

Imagen de archivo de una vacunación./SUR
Imagen de archivo de una vacunación. / SUR

El repunte se vincula a una vacuna que se puso en los años 90 del siglo pasado que tenía menos efectividad

Ángel Escalera
ÁNGEL ESCALERAMálaga

Cada tres o cuatro años se produce un rebrote de las paperas (parotiditis), una enfermedad vírica que se caracteriza por la inflamación de las glándulas productoras de saliva (generalmente, la más grande: la parótida). Para prevenir su aparición, los niños son vacunados a través de la triple vírica (vacuna contra el sarampión, la rubeola y las paperas). Sin embargo, en los años noventa del siglo pasado (fundamentalmente entre 1993 y 1997, la vacuna que se puso presentaba algunos fallos y era menos eficaz para prevenir la parotiditis. La consecuencia es que los adultos jóvenes son más propensos a sufrir las paperas. En lo que va de año, se han cuadruplicado en la provincia de Málaga los casos de parotiditis. Así, se han registrado 277 frente a los 70 del año pasado.

Expertos consultados por SUR indicaron que en los años 90 del siglo pasado hubo algunos fallos en la vacunación de las paperas. Así, al tomar mediciones de anticuerpos de los pacientes se comprobó que la vacuna de esos años no había creado suficiente inmunidad para ofrecer una protección muy elevada. A ese respecto, la pregunta que se hace la gente es: ¿por qué se contagian de paperas personas que está vacunadas? La respuesta, como se ha dicho, guarda relación con el hecho de que la dosis de la vacuna triple vírica que se le puso a un grupo de población infantil en los años 90 daba una protección reducida frente a parotiditis, ya que contenía la cepa Rubini, que genera una inmunización menor contra a las paperas.

En la Universidad

Fuentes de la Consejería de Salud dijeron ayer a este periódico que desde el inicio de la vacunación con la triple vírica, al principio de los años 80, la incidencia de las paperas lleva un ritmo descendente tanto en Andalucía como en España. No obstante, se producen momentos de mayor incidencia cada cierto tiempo. Las fuentes especificaron que los casos registrados se dan en adultos jóvenes y son leves.

La vacuna triple vírica está incluida en el calendario vacunal infantil. Actualmente, se administran dos dosis, una a los 12 meses y otra a los tres años. Salud precisó que la cobertura de la triple vírica en Andalucía está en torno al 97 por ciento con la segunda dosis. Las fuentes recalcaron, asimismo, que está demostrado que, en cuanto se refiere a la parotiditis, la vacuna no protege al cien por cien, por lo que se pueden producir casos aislados o agrupados. Según establece el protocolo, en todas las ocasiones en que alguien contrae las paperas, se sigue el mismo procedimiento: identificar a las personas del entorno, revisar el calendario vacunal y vacunar a aquello ciudadanos que no lo estén. Quedan exentos los nacidos antes de 1966, porque se los considera ya inmunizados.

El número de afectados por paperas se ha cuadruplicado en Málaga este año

En lo que va de año, en Andalucía se han registrado 1.945 casos de paperas, de los que 277 corresponden a la provincia de Málaga. En 2018 se registraron un total de 885 casos en Andalucía, de los que 70 se produjeron en Málaga. En referencia a que varios alumnos de la Facultad de Ciencias de la Comunicación se han contagiado de parotiditis y que se ha avisado de varios jóvenes para que se vacunen, Salud ha lanzado un mensaje de tranquilidad, ya que «se trata de una situación que entra dentro de la normalidad».

Paperas es el nombre común de la parotiditis, una enfermedad vírica caracterizada por la inflamación de las glándulas productoras de saliva. Además de la inflamación de la parótida, suele cursar con síntomas inespecíficos como fiebre, dolor de cabeza, malestar, dolores musculares o falta de apetito. La transmisión es por diseminación de gotitas de saliva –al hablar, estornudar y toser– o por contacto directo con la saliva de una persona enferma.

Temas

Vacunas