Un médico olvida una pinza en el abdomen de una paciente

Radiografía en la que se observa la pinza en el interior del abdomen. /
Radiografía en la que se observa la pinza en el interior del abdomen.

La mujer, de 44 años, tuvo que ser operada dos días después para extraerle el objeto y ha sido indemnizada con 10.000 euros

COLPISA MADRID

Dos olvidos imperdonables que podían haber causado incluso la muerte de dos personas. Personal médico dejó por error una pinza y unas gasas dentro del cuerpo de dos pacientes durante sendas intervenciones quirúrgicas, que posteriormente tuvieron que ser retiradas en nuevas operaciones.

El primer caso se remonta al 31 de marzo de 2014, cuando en una clínica privada madrileña se realizó a una paciente, de 44 años, una intervención abdominal y el médico se olvidó en el interior de la mujer una pinza 'hocker', con un claro riesgo para la vida e integridad física de aquella. La paciente tuvo que someterse a una nueva operación dos días después para extraerle la pinza, lo que ocasionó una estancia hospitalaria más larga y un perjuicio moral importante.

La paciente ha sido indemnizada con 10.000 euros gracias a un acuerdo extrajudicial llevado a cabo por los servicios jurídicos de 'El Defensor del Paciente'.

El segundo error médico sucedió en febrero de 2011 en otra clínica privada de Madrid, en San Camilo. Allí, durante una intervención, el cirujano se olvidó una gasa en la cavidad abdominal de la paciente, de 48 años. Ésta tuvo que ser operada de nuevo tres años más tarde, en febrero de 2014, cuando se percataron del error. Las consecuencias son importantes: tres años en la ignorancia con fuertes dolores abdominales, una amplia y visible cicatriz y una nueva baja laboral. Los servicios jurídicos de 'El Defensor del Paciente' han logrado alcanzar un acuerdo extrajudicial en el que la clínica indemniza a la paciente con 21.351 euros, una cantida que no llega a paliar los daños y perjuicios ocasionados.