Mamografías y cáncer de tiroides, ojo con el mensaje que circula por Whatsapp

Una mujer se realiza una mamografía./SUR
Una mujer se realiza una mamografía. / SUR

Un nuevo mensaje que circula de WhatsApp en WhatsApp afirma que sí, pero ¿qué hay de cierto?

Jon Sedano
JON SEDANOMálaga

Aunque se extiende por la red desde hace mucho tiempo, en los últimos días ha comenzado a llegar a los móviles mediante WhatsApp un mensaje en el que se avisa del peligro que pueden suponer las mamografías para la tiroides. El mensaje enviado dice así:

“Importante comentarlo con todas las mujeres: nuestras hijas, nietas, sobrinas, madres y las miles de amigas, y amigos para que lo comenten con sus respectivas mujeres. “El miércoles un médico hizo un programa mostrando por qué el cáncer de tiroides se está expandiendo rápidamente entre las mujeres. Allí expresó que posiblemente sea consecuencia de las radiografías dentales y las mamografías. En el delantal que los radiólogos dentales ponen en el pecho, hay una pequeña pestaña que puede ser levantada y se adosa al cuello (tapando la glándula tiroides). Normalmente los técnicos no lo usan, ni avisan!!!. También hay un “guarda tiroides” para ser usado durante las mamografías.... que hay que solicitarlo al hacérsela”

Por si el texto en sí ya no fuera suficientemente alarmante, sigue con un supuesto caso verídico de la persona que lo redactó: “Ayer, casualmente tuve que hacerme la mamografía, y le pregunté al técnico por el guarda tiroides, y totalmente tranquilo, lo sacó de un cajón. Le pregunté por qué no lo ofrecían en forma rutinaria, y me respondió: “No sé, simplemente tienen que solicitarlo.”Ahora me pregunto, ¿cómo podría yo haberme enterado de esto si de casualidad no hubiera visto ese programa? ”Estimadas: como decía al comienzo, creo que ser solidarios con nuestro prójimo nos enaltece a todos... por eso lo comparto!!! Si deseas compartirlo, este mensaje lo envió una endocrinóloga del IESS”.

Antes de pasar a desgranar el mensaje, habría que preguntarse: de ser necesario, ¿los profesionales no lo usarían sin que los pacientes se lo tengan que pedir? Dejando a un lado la pregunta retórica, el supuesto mensaje tiene todos los ingredientes para ser un bulo: empieza con aviso de atención, aparece un supuesto caso real que nadie firma y hace alusión a una endocrinóloga cuyo nombre tampoco aparece. Como se suele decir, tira la piedra pero esconde la mano. El IESS al que hace referencia el mensaje podría tratarse del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social, pero allí no han publicado nada al respecto.

Eso sí, si acudimos a una fuente de autoridad, como es la Sociedad Española de Protección Radiológica (SEPR), encontramos un informe en el que explican por qué no es necesario utilizar un protector plomado de tiroides al hacerse una mamografía. En la nota se puede leer lo siguiente: “Durante la realización de la mamografía el tiroides no está expuesto directamente al haz de RX. Esto, junto a la técnica radiográfica utilizada, y al pequeño volumen irradiado, hace que la dosis de radiación dispersa recibida por el tiroides sea insignificante”. Por si con estas declaraciones no fuera suficiente, la Asociación Española de Cáncer de Tiroides (AECAT) niega que una mamografía pueda causar un cáncer de tiroides: “La exposición a los rayos X de rutina (dentales, radiografias de tórax, mamografías) no causa cáncer de tiroides”.De nuevo, volvemos a estar ante un bulo que pretende crear alarma social entre la población y que incita a utilizar algo que podría llegar a ser contraproducente e incluso a generar temor a realizarse una mamografía.

 

Fotos

Vídeos