Detenido un hombre que violó a una joven a la que engañó con una falsa oferta de trabajo

Joven de 27 años, con dos títulos universitarios, busca trabajo por Internet. / Reuters

«Solo era capaz de llorar mientras deseaba que aquello terminara» afirma la víctima

COLPISA

La Policía Nacional ha detenido en Burgos a un hombre de 45 años como presunto autor de la violación de una joven con la que habría contactado bajo el pretexto de una falsa oferta de trabajo. La víctima fue agredida sexualmente en el interior de un spa donde ella pensaba que iba a trabajar como recepcionista.

El arrestado se dedicaba a publicar ofertas de trabajo en las que demandaba puestos como camarera, recepcionista o masajista. Lo hacía a través de las páginas de búsqueda de empleo más conocidas.

En el momento en que las mujeres interesadas contactaban con el número de teléfono que se proporcionaba, hablaban con una secretaria, tras la que se ocultaba en realidad el propio detenido. En la llamada telefónica se les solicitaba el envío de fotografías ligeras de ropa o, incluso, desnudas, a un número de WhatsApp.

Un sueldo de 2.000 euros

El pasado mes de abril, la Policía Nacional tuvo conocimiento del caso de un hombre que utilizaba foros y conocidas páginas de búsqueda de empleo para publicar falsas ofertas de trabajo. La mayoría de los anuncios contenían un componente erótico y ofrecían un sueldo de 2.000 euros.

Las jóvenes interesadas concertaban una cita con el supuesto jefe para que este comprobase cómo se desenvolvían en el campo de trabajo solicitado. En esa entrevista, el hombre se aprovechaba de la ignorancia de las candidatas, generalmente jóvenes, e intentaba obtener favores sexuales, iniciando tocamientos íntimos en contra de su voluntad.

En el transcurso de la investigación, y debido al eco mediático generado, una joven malagueña contactó con la Policía Nacional para interponer una denuncia por una agresión sexual que sufrió hace cuatro años, y cuyo agresor resultaría ser el investigado.

En su declaración, la denunciante manifestó que vio un anuncio en una página web donde ofrecían un puesto como recepcionista de un spa. Cuando contactó con la oferta habló con una empleada que le indicó que el trabajo sería en la recepción de un spa erótico. El puesto además incluía masajes eróticos a los clientes que lo solicitasen, con la condición de que estos no pudieran tocarla.

La víctima se sometió a la agresión por miedo a sufrir algo peor

La víctima concertó una cita, en persona, con el jefe. Cuando llegó al spa, en el que solo se encontraban ella y el detenido, el hombre le indicó que tenía que tocarle para ver como se desenvolvía en el ambiente. Ante la negativa por parte de la chica, el agresor inició el acto de violación.

En la declaración, la víctima manifestó que se sometió a la agresión, presa del pánico y totalmente bloqueada, por miedo a que el hombre pudiera hacer algo peor. «Solo era capaz de llorar mientras deseaba que aquello terminara» afirma.

Los investigadores policiales siguen realizando labores de investigación para localizar a más posibles víctimas, a pesar de que la mayoría no han interpuesto denuncia por vergüenza, miedo o por sentimiento de culpabilidad.

Temas

Sucesos