Nueva deducción de mil euros por guarderías para madres trabajadoras: todo lo que debes saber

Nueva deducción de mil euros por guarderías para madres trabajadoras: todo lo que debes saber

Las progenitoras con niños de hasta tres años que hayan acudido a centros de educación infantil tendrán derecho a una rebaja fiscal añadida que se aplicará en la presentación de la próxima declaración. ¡Te damos las claves!

Almudena Nogués
ALMUDENA NOGUÉSMálaga

Nuevo balón de oxígeno para las madres trabajadoras. Cheque guardería, Bono guardería, Cheque fiscal... Sea cual sea su denominación -a pie de calle, cada cual lo ha bautizado de una manera- las progenitoras con menores de 3 años inscritos en centros infantiles tendrán otro alivio fiscal. Y se materializará en la próxima declaración de la Renta. Se trata de una deducción añadida que amplía con hasta 1.000 euros los 1.200 euros anuales que se vienen cobrando en muchos casos de forma anticipada hasta que el niño cumple los 3 años de edad (el famoso ingreso de los 100 euros mensuales). Esta medida, que como recuerdan desde el Sindicato de Técnicos de Hacienda se aprobó en los Presupuestos del Estado de 2018, bonificará así el desembolso realizado en guarderías desde el pasado ejercicio. Su objetivo -según afirmaciones del propio Gobierno en el BOE del pasado julio, cuando se hizo oficial en dicho boletín- no es otro que estimular «la incorporación de la mujer al mercado laboral» y también el de facilitar «la conciliación de la vida familiar y laboral y el acceso al primer ciclo de la educación infantil».

Pese a que la citada degravación está pues publicada desde hace ya seis meses, lo cierto es que no ha sido hasta este enero de 2019 cuando ha empezado a extenderse como la pólvora por los grupos de whatsapp y aplicaciones internas de las guarderías. Y, como suele ocurrir con este tipo de novedades, su difusión ha ido aparejada de cierto desconcierto. Así, en un primer momento los mensajes que comenzaron a circular entre madres apuntaban a que había que pedir un certificado al centro para poder exigir dicha deducción antes del 15 de febrero.

La confusión ha sido tal que las propias guarderías se han visto obligadas a enviar unas notas informativas a las familias: «Dado que están circulando informaciones confusas al respecto, queremos aclararos que las familias no debéis iniciar ningún trámite, ni presentar ninguna documentación ni tampoco solicitar certificados a los centros de educación infantil. Somos los centros de educación infantil quienes estamos preparando toda la información para enviarla a la Agencia Tributaria antes del 15 de febrero, mediante el modelo 233, de manera que cuando realicéis la declaración de IRPF del 2018 aparezca ya en los datos que facilita Hacienda, aplicada esta deducción a aquellas madres que cumplan los requisitos», recoge una de estas circulares lanzada por una guardería malagueña.

Con ello se pretende pues que Hacienda tenga todos los datos en su poder antes de que comience la campaña de la Renta. A juicio del secretario general del Sindicato de Técnicos de Hacienda (Gestha), José María Mollinedo, la medida es positiva en cuanto a que supone una deducción añadida que alivia a las familias pero defiende que existen «otras fórmulas» a su juicio más indicadas para lograr los objetivos fijados por el Gobierno, «como ampliar la red de centros públicos de educación infantil de 0 a 3 años», sostiene. Y continúa: «Además, no nos convence que la aplicación de dicha bonificación de hasta 1.000 euros se aplique de forma genérica sin tener en cuenta el nivel de ingresos de las familias ni otras circunstancias», agrega Mollinedo.

De la mano de este experto, repasamos a modo de guía las principales cuestiones ligadas a esta nueva deducción. Además, la información detallada puede consultarse en la web de la Agencia Tributaria. ¡Toma nota!:

¿En qué consiste la nueva deducción?

Se trata de una ayuda añadida para aquellas mujeres con hijos de hasta tres años que realicen una actividad por cuenta propia o ajena por la cual estén dadas de alta en el régimen correspondiente de la Seguridad Social o mutualidad que les permitirá reducir la cuota diferencial de su IRPF hasta en 1.000 euros anuales por cada hijo menor de tres años que tengan inscritos en guarderías o centros de educación infantil autorizados.

¿Quién puede solicitarla?

Como se ha señalado, la deducción podrán aplicársela aquellas madres que en 2018 hayan trabajado por cuenta propia o ajena y hayan enviado a sus hijos de hasta 3 años de edad a estos centros.

¿Y si el menor ya ha cumplido los 3 años?

Como precisa Mollinedo, a diferencia de la bonificación existente hasta ahora de 1.200 euros que deja de aplicarse en el mismo momento en el que el niño cumple los 3 años, esta ayuda contempla que en el año en que el hijo cumpla tres años se podrá aplicar la deducción respecto de los gastos incurridos con posterioridad al cumplimiento de dicha edad hasta el mes anterior a aquél en el que pueda comenzar el segundo ciclo de educación infantil. Es decir, si el niño cumple los tres años en febrero y hasta septiembre de ese ejercicio no comienza el colegio la madre seguirá teniendo derecho ese curso a disfrutar de la nueva deducción hasta agosto.

Si el niño empezó el colegio en septiembre de 2018, ¿también se aplica la ayuda?

Sí. La madre de este niño tendrá derecho a recibir la parte proporcional de esa ayuda que le corresponda por los meses de 2018 en los que el menor sí acudió a la guardería (por ejemplo, si hubiese ido el curso completo sería de enero a junio de 2018). En este caso la ayuda no será de 1.000 euros sino la parte proporcional que le corresponda por esos seis meses.

¿Qué conceptos son deducibles?

Serán deducibles las cuotas pagadas a guarderías y centros de educación infantil autorizados, la inscripción y matrícula, la asistencia - en horario general y ampliado- y la alimentación. Al respecto «solo se tendrán en cuenta meses completos», aclara Hacienda.

¿Qué ocurre si la guardería la paga el padre?

Si el pago del centro infantil lo realiza el padre, adoptante, tutor o acogedor también se podrá deducir dicha cuantía de hasta 1.000 euros. Las que no cuentan son las cantidades pagadas por la empresa en la que trabajen los padres o responsables a través de retribución en especie -esto es, los cheques guardería que dan ciertas compañías a sus empleados-, ni tampoco las subvenciones de las que haya disfrutado la familia para dejar a sus hijos en el centro.

¿Cómo se solicita?

Las guarderías o centros infantiles autorizados son los que deberán presentar una declaración informativa sobre los menores y los gastos que den derecho a la aplicación del incremento de la deducción por maternidad. «Por lo tanto, la declaración informativa por gastos en guarderías o centros de educación infantil autorizados -modelo 233- deben presentarla EXCLUSIVAMENTE, las guarderías o centros de educación infantil autorizados, no los progenitores» remarca en su web la Agencia Tributaria. En mayúscula, para evitar la confusión generada en los últimos días entre las madres.

Los plazos: ¿hasta cuándo tienen las guarderías para entregar el modelo 233?

Antes del 15 de febrero las guarderías o centros deberán entregar a Hacienda el modelo 233 con la información sobre los menores y los gastos deducibles. «Deben presentarla EXCLUSIVAMENTE, las guarderías o centros de educación infantil autorizados, no los progenitores», dejan claro en la Agencia Tributaria (AEAT). De este modo, las madres no tienen que hacer nada hasta el momento de presentar la próxima declaración de Renta.

¿La guardería debe dar a las madres algún resguardo?

«Para la práctica de esta deducción estatal no es necesario aportar ningún justificante emitido por la guardería o centro de educación infantil autorizado», explica la AEAT. Solamente es necesario que la guardería o centro de educación infantil autorizado presenten correctamente la declaración informativa: el mencionado modelo 233.

Cuando se haga la declaración, ¿hay que marcar alguna casilla o aportar algún otro documento?

Para disfrutar de la rebaja fiscal no se debe presentar un formulario, sino que simplemente se marcan o rellenan las casillas que estarán habilitadas para el caso en la declaración cuando llegue el caso. Hacienda cuadrará los datos con los que faciliten los centros para ver si se aplica dicha deducción. Aún así, desde la Federación Española de Familias Numerosas se recomienda asegurar con la guardería o el centro que se está al tanto de que deben enviar la información a la Agencia Tributaria. Asimismo, se aconseja guardar los recibos y comprobantes de los pagos realizados.

¿Qué información deberán aportar las guarderías a Hacienda sobre las familias?

El contenido de la declaración informativa por gastos en guarderías o centros de educación infantil autorizados - modelo 233 - será el siguiente: identificación (NIF, nombre y apellidos) de la madre o persona que tiene atribuida la guarda y custodia en exclusiva, identificación (NIF, nombre y apellidos) del otro progenitor, identificación (nombre, apellidos, fecha de nacimiento y, en su caso, NIF) del menor de 3 años así como gastos anuales pagados a la guardería/centro de educación infantil. Para la determinación de este importe -como ya se ha reseñado previamente- «no se tendrán en cuenta (es decir, no se restarán del coste total) las cantidades abonadas por la empresa en la que trabajan la madre, padre, adoptante, tutor o acogedor del menor ni las cantidades subvencionadas satisfechas a la guardería/centro de educación infantil».

¿Cuándo se cobrará la ayuda?

Como detalla José María Mollinedo, la nueva cuantía resultante a ingresar de dicha ampliación de la deducción por maternidad se hará efectiva cuando la madre trabajadora reciba en su cuenta bancaria el reembolso que figure como resultado de su declaración de la Renta de este año, cuando se incluirá de forma sumatoria dicho importe -de hasta 1.000 euros.

¿La nueva ayuda anula la otra de 1.200 euros?

En ningún caso. La nueva bonificación de hasta un máximo de 1.000 euros amplía la anterior ya existente y la complementa, pero en ningún caso la invalida ni esta desaparece o queda sustituida (una duda que asalta a muchas madres). A partir de este mismo año las madres trabajadoras con hijos de hasta 3 años disfrutarán pues de una deducción extra de modo que la deducción total podrá ser de hasta 2.200 euros.

Como ocurre con la otra deducción, ¿se puede cobrar también de forma anticipada?

No. Al menos de momento no se ha articulado así el cobro anticipado de la deducción adicional, por lo que este nuevo incentivo no podrá reclamarse hasta presentar el IRPF. No obstante, como hasta ahora, sí podrá solicitarse el cobro anticipado de la deducción principal de 100 euros mensuales (la que había hasta ahora, eso no cambia).

El importe máximo del cheque guardería es 1.000 euros anuales (83,33 euros mensuales). Se aplicará proporcionalmente al número de meses en que se cumplan los requisitos exigidos para esta ayuda.

¿Qué limitaciones tiene la degravación? ¿Qué pasa si la madre solo trabajó unos meses en 2018?

El importe máximo de esta ayuda para el pago de la guardería es de 1.000 euros anuales y se aplicará proporcionalmente al número de meses en que se cumplan los requisitos exigidos para esta ayuda. Es decir, si una madre empezó a trabajar en mayo de 2018 solo tendrá derecho a recibir la parte proporcional de dicha cuantía de mayo a diciembre, con lo que le importe a percibir será inferior a mil euros. Además existe una limitación por cada hijo (la menor de estas cantidades): las cotizaciones a la Seguridad social y mutualidad devengadas en cada período con posterioridad al nacimiento o adopción y el importe total del gasto efectivo no subvencionado pagado en dicho período a la guardería o centro educativo en relación con ese hijo. Si una madre ha disfrutado de una subvención elevada y , por ejemplo, solo ha pagado anualmente en concepto de guardería 500 euros- la deducción recibida nunca superará dicho importe.

 

Fotos

Vídeos