Las mentiras de Gwyneth Paltrow

Arriba, uno de los huevos de piedra a la venta, y a la izquierda, la actriz Gwyneth Paltrow. :: Afp/
Arriba, uno de los huevos de piedra a la venta, y a la izquierda, la actriz Gwyneth Paltrow. :: Afp

Goop, la compañía de la actriz, pagará 145.000 dólares por la publicidad engañosa de tres de sus productos milagrosos

LUIS ALFONSO GÁMEZ

Meterse un huevo de piedra en la vagina aumenta el control de la vejiga, equilibra las hormonas, regula el ciclo menstrual... Estas tonterías se leían entre enero y agosto del año pasado en Goop, la web de estilo de Gwyneth Paltrow, como parte del reclamo de unos huevos de cuarzo rosa y jade que el sitio vende a 55 y 66 dólares, respectivamente. Durante el mismo periodo, la web también comercializó una esencia de hierbas como preventiva de la depresión. Esa publicidad engañosa, contra la que tomó cartas la Fiscalía del condado californiano de Santa Clara, le costará ahora a la firma de la actriz 145.000 dólares, además de que deberá devolver el dinero a quienes compraron esos tres productos.

«La salud y el dinero de los residentes del Condado de Santa Clara nunca deben ponerse en riesgo por publicidad engañosa. Protegeremos a los consumidores contra las compañías que prometen beneficios para la salud sin el apoyo de la buena ciencia... o de cualquier ciencia», ha dicho el fiscal de distrito Jeff Rossen. El caso se ha resuelto mediante un acuerdo por el que Goop paga la cantidad citada y se compromete a no hacer más afirmaciones sobre la eficacia de sus productos sin contar con las correspondientes pruebas científicas. Eso no significa, no obstante, que vaya a dejar de dar gato por liebre. Así, respecto a los huevos vaginales, sigue diciendo hoy en su web que «pueden incrementar la energía sexual, despejar las vías de chi del cuerpo, intensificar la feminidad y vigorizar nuestra fuerza vital. ¡Por nombrar unos pocos (beneficios)!».

Que la energía sexual, el chi y la fuerza vital no existan y que la feminidad sea algo indeterminado facilita a la firma seguir sacando los cuartos a los más ingenuos. Por cierto, huevos de cuarzo rosa y jade similares pueden comprarse en cualquier otro sitio de internet hasta por una décima parte del precio que cobra Paltrow, considerada desde hace tiempo una de las grandes vendedoras de humo de Hollywood. Con su apariencia de no haber roto nunca un plato, ha hecho de Goop, que fundó en 2008, un millonario negocio basado en la pseudociencia o, por hablar claro, en «gilipolleces», como sentenció hace un año Mar Shelhamer, profesor de medicina de la Universidad Johns Hopkins.

Goop vendía en junio de 2017 pegatinas que «reequilibran la frecuencia de energía de nuestros cuerpos» -otro cuento chino- a 60 dólares las diez unidades. Para reforzar su atractivo, decía que «estaban «hechas con el mismo material conductor de carbono» usado por la NASA en los trajes espaciales. Era mentira. La NASA sacó los colores a la actriz y, además, cuando un medio consultó a Shelhamer, antiguo jefe de la división de investigación en tecnología para humanos de la agencia espacial, sobre la propiedades de las pegatinas, fue tajante: «¡Guau! ¡Qué cantidad de gilipolleces!».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos