Síguenos en @BdeBulo en Twitter y en Facebook

El mensaje sobre material escolar gratuito que trae de cabeza a Cruz Roja

El mensaje sobre material escolar gratuito que trae de cabeza a Cruz Roja

WhatsApp vuelve a ser el medio por el que se viraliza un bulo, en este caso, aprovechando el inicio de las clases en los colegios

Jon Sedano
JON SEDANOMálaga

Aunque podía tener visos de ser real, la parte principal del mensaje no lo es. Aprovechando el inicio escolar, por los grupos de WhatsApp han empezado a reenviarse dos mensajes juntos. El primero de ellos, dice así:

«Buenos días a tod@s y Feliz vuelta! Me gustaría difundir la siguiente información: Cualquier familia con necesidades económicas puede ir a la Cruz Roja a por material escolar (mochilas, colores, libretas, etc). Hay una donación que se perderá si el proyecto que Cruz Roja no cumple los objetivos. Parece que no están asistiendo mucha gente, no saben si es por pudor, desconocimiento o que las familias de aquí han superado la crisis económica. Comentadlo a todo el que conozcáis, si hay alguien en una situación complicada podríamos ayudarle con esta información. Un saludo».

Pero no, en realidad Cruz Roja no tiene una donación de material escolar que se vaya a perder por no reclamarla. Es un bulo. De hecho, desde la asociación nos confirman que se trata de un texto que se está difundiendo desde hace días y por el que les están preguntando muchas personas. ¿El motivo? Tal vez quien lo ideó quería saturar a Cruz Roja, o se trató de un malentendido que se ha ido expandiendo. Pero al final, lo que está sucediendo es que el mensaje se está compartiendo de grupo en grupo y las llamadas hacia Cruz Roja preguntando por el supuesto material gratuito no paran de crecer.

Asimismo, al mensaje le acompaña otro texto: «Me acaba de pasar esta información Loly Casquero de la facultad. Por si puedes aprovechar para alguna familia». Y la verdad es que en este caso, la segunda parte del comunicado es correcta. La profesora de la Universidad de Málaga Dolores Casquero compartió el mensaje en varios grupos pensando, como muchos otros, que era real. «Estoy en un grupo de orientadores y voluntarios, donde una persona lo puso, por lo que me fié de ella y lo compartí pensando que podría ayudar a otros», explica. Añade también que cuando se dio cuenta de que era falso, compartió otro mensaje avisando de ello a todas aquellas personas a las que había mandado el primero. En este caso, como suele ocurrir con muchos bulos, tendemos a confiar en la persona que nos lo envía y por eso lo compartimos, pero muchas veces, nadie en esa cadena se para a verificar si se trata de algo real o no.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos