Un mensaje de igualdad

'Mensajera', la estatua más grande del Reino Unido, a su llegada al puerto de Plymouth. /Ben Birchall/ EP
'Mensajera', la estatua más grande del Reino Unido, a su llegada al puerto de Plymouth. / Ben Birchall/ EP

La estatua descomunal de una mujer desembarca en Plymouth para contrarrestar el dominio de esculturas masculinas

A. PANIAGUA

Pesa 9,5 toneladas y mide siete metros de altura. La imponente escultura en bronce de una actriz que se prepara para entrar en escena acaba de llegar a Plymouth (Reino Unido) por vía marítima. La pieza, que ha costado casi 600.000 euros, es la estatua más grande del Reino Unido que se ha hecho mediante el método de fundición a la cera perdida, el más tradicional. La gigantesca obra, que lleva por nombre 'Mensajera', se exhibirá frente al Teatro Real de Plymouth. Los patrocinadores de la iniciativa arguyen que uno de los objetivos que se persiguen es contrarrestar el número de estatuas masculinas en la ciudad, muy superior al de las femeninas. Diseñada por el artista Joseph Hillier, llegó al puerto de Plymouth a bordo de una gabarra, dado que era imposible transportarla por carretera al centro de la ciudad y no cabía debajo de los puentes. No hubo más remedio que desplazarla a los muelles de Millbay y desde allí moverla en un camión. El conductor del vehículo evitó todos los puentes para trasladar la pieza a su destino.

'Mensajera' se inspira en la postura de una joven actriz que participaba en el montaje de 'Otelo', que se representó en el teatro de Plymouth en 2014. La intérprete ha sido inmortalizada en el momento en que se disponía erguirse para entrar en escena. Con todo, no todo han sido parabienes en el recibimiento a 'Mensajera'. Algunos han querido ver en la estatua cierta similitud con la pose que adoptó la atleta Paula Radcliffe en el maratón de Londres de 2005, cuando paró en seco su carrera para orinar a la vista de todos, ya que no podía aguantar más. De ahí que algunos ya hayan bautizado la obra como 'La venganza de Radcliffe'.

Vándalos y escaladores

Entre los detractores de la figura están quienes auguran que la pieza será víctima de los vándalos y, por añadidura, una tentación para los escaladores. Otras voces argumentan que hubiera sido más provechoso gastarse el dinero que ha costado la escultura en reparar la calzada o procurar vivienda a los 'sin techo'.

Las críticas no han menoscabado el ánimo del creador. «Representar a una mujer a esta escala y en un espacio público ha resultado ser una propuesta revolucionaria. Se produce en un momento en que las actrices han transformado el consenso en la sociedad occidental sobere el papel profesional y general de las mujeres», destaca.

Al detalle

Dimensiones
La escultura tiene siete metros de altura y nueve de ancho en posición de cuclillas. Pesa 9,5 toneladas y está fundida a la cera perdida.
200
paneles de bronce se han ensamblado para dar forma a la estatua, que representa a una actriz en el momento en que se yergue para entrar en escena. Unos treinta artesanos han trabajado durante todo un año en la pieza, diseñada por el artista de Cornualles Joseph Hillier.