Los informes médicos no muestran signos de violación en el caso del español acusado en Tailandia

Bangkok (Tailandia)./AFP
Bangkok (Tailandia). / AFP

El joven se declara inocente ante el juez y su abogado señala que «tenemos sólidos argumentos para demostrarlo»

EFEBangkok

El español Jorge V. L. se declaró inocente por una acusación de violación, delito castigado con entre 4 y 20 años de prisión, ante el Tribunal Penal del Sur de Bangkok donde este miércoles se le leyó formalmente el cargo. El acusado, de 30 años y en libertad provisional, fue denunciado a mediados de febrero por una tailandesa quien aseguró ante la Policía que el español la esposó antes de abusar sexualmente de ella en un apartamento de la capital.

«Las pruebas no evidencian una agresión sexual y tenemos sólidos argumentos para demostrar la inocencia del acusado», apuntó el abogado Patiphat Kongsub, representante legal del español.

El juez instructor accedió, a petición del letrado defensor, a programar una vista de mediación entre el acusado y la presunta víctima para el 23 de mayo, presidida por el propio magistrado. «Estamos convencidos de que el proceso terminará este día», señala Kongsub.

En caso de fallar esta jornada de mediación, se podrá solicitar una segunda reunión y en caso de no volver a alcanzar un acuerdo, el juicio comenzaría a mediados de junio.

Durante la vista de este miércoles, a la que acudió el Cónsul de la Embajada de España en Bangkok, la fiscalía presentó las pruebas de la investigación policial, cuyo plazo concluyó ayer tras apurar el periodo legal de 84 días para hacerlo.

Fuentes cercanas a la investigación apuntaron a la agencia Efe que los informes médicos no demuestran desgarros vaginales ni rastros de violación. «Las pequeñas marcas en el antebrazo de la presunta víctima, que pueden surgir solamente con agarrar el brazo fuertemente, bien se las pudo hacer ella misma», asegura el abogado defensor.

Las autoridades tailandesas anunciaron el 18 de febrero la detención del sospechoso, quien fue puesto en libertad bajo fianza una semana después tras depositar 400.000 bat (12.780 dólares o 11.250 euros) y entregar su pasaporte.

La presunta víctima declaró ante las autoridades que conoció al español la noche de 15 de febrero en un local de ocio nocturno en el área de Thong Lor y más tarde lo llevó en su coche a un apartamento junto a otra persona, que después se marcharía. La tailandesa afirma que tras usar el baño, el acusado la inmovilizó con unas esposas y la violó, por lo que presentó una denuncia al día siguiente.

El español, que ha proclamado su inocencia anteriormente y sostiene que la denuncia es un montaje, no puede abandonar el país hasta que termine el proceso penal. Según la policía tailandesa, el español es un especialista en mercadotecnia en internet que viaja asiduamente a Tailandia.