Huck Jackman se hace de oro

'Lobezno' ha publicado esta foto de sí mismo dormido con motivo de su aniversario. :: r. c./
'Lobezno' ha publicado esta foto de sí mismo dormido con motivo de su aniversario. :: r. c.

El actor australiano se mofa de sus 50 años, que cumple hoy: «La gente te dice que no los aparentas y te lo crees... hasta que te ves a ti mismo durmiendo»

I. OCHOA DE OLANO

Ya lo dijo la cantante Pink este verano después de ofrecer un concierto en Sidney al que Hugh Jackman asistió. «Es un extraño unicornio» (valga la redundacia), piropeó al actor en un toma y daca de elogios digital. El intérprete de 'Lobezno' no es la la estrella de Hollywood que más cobra, ni tampoco la que más portadas ofrece, pero en una hipotética competición de campechanía, barrería. Lo que se dice un adorable perro verde. En su línea, lejos de festejar los cincuenta años que cumple hoy con una ración doble de botox o con una opulenta fiesta, Jackman ha optado por burlarse en público de su madurez. Así, ha cogido una foto de sí mismo durmiendo, en una pose bastante poco sugerente, y la ha subido a su cuenta de Instagram. «Cuando la gente te dice 'no parece que tengas cincuenta', tú te lo crees... hasta que te ves a ti mismo durmiendo», ha rematado.

Su faceta antidivo no es ninguna novedad. Cada vez que llega a un rodaje, lo hace con los nombres de pila de todos los miembros del equipo técnico aprendidos; deja donaciones en los hospitales locales por los que pasa y, cuando le dan el alta, invita a toda la plantilla a pasteles de carne australianos. Porque lejos de ocultar que padece cáncer de piel, ha informado de cada uno de los seis carcinomas basocelulares de los que le han intervenido -la mayoría, en la nariz- y ha aprovechado su fama para inculcar la importancia de los reconocimientos médicos y del uso de protección solar en la prevención.

Encantador en las distancias cortas como se adivina en las largas, tal vez sea esa una de las razones por la que trabaja tanto, lo mismo en un musical como 'Los miserables' que en 'X-Men', pasando por un thriller dramático como 'Prisioneros' o, más recientemente, en 'El gran showman', otro musical. La otra, la extraordinaria armonía familiar de la que goza, un motivo más para considerarle una auténtica 'rara avis' en la hoguera de vanidades desmedidas que incendia la meca del cine.

Declaraciones públicas de amor

El pasado abril celebraba veintidós años de feliz unión sentimental con su esposa, la productora de cine Deborra-Lee Furness, con la que tiene dos hijos adoptados. Y lo pregonaba a los cuatro vientos. «Creo que en la vida debemos ver y ser vistos por las personas que consideramos más importantes. Deb, desde el primer día nosotros tuvimos eso. Veintidós años más tarde... eso es más profundo», publicaba en las redes.

Abandonado por su madre cuando solo tenía ocho años, hace cuatro meses y con motivo del día del padre, homenajeaba a su progenitor así: «Felicidades al hombre que me enseñó a respetar a los demás, por educarme, por dejarme llevar por mis sueños. El que me enseñó a no dejar nunca de crecer y aprender, a trabajar duro y darme cuenta de que la preparación es la base del éxito. Y, sobre todo, de encontrar propósitos más allá de uno mismo». Jackman es oro puro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos