El lío embarazoso de Leticia Dolera

La actriz y directora Leticia Dolera. :: jordi alemany/
La actriz y directora Leticia Dolera. :: jordi alemany

La directora será una embarazada en su serie tras despedir a Aina Clotet encinta. Olivares le reprocha que ella rodó 'Aída' de ocho meses

OSKAR BELATEGUI

Leticia Dolera ha roto su silencio dos semanas después del comunicado difundido por la actriz Aina Clotet, que denunció haber sido despedida del rodaje de la serie 'Déjate llevar' por haberse quedado embarazada. Dolera expone las razones por las que decidió no contratarla «por no encajar en el perfil del personaje protagonista para el que fue seleccionada en un primer momento».

A finales de junio, la realizadora comunicó a Clotet que era una de las tres protagonistas de 'Déjate llevar', una serie de ocho episodios de 30 minutos sobre tres mujeres que atraviesan una crisis vital producida por Movistar Plus. Días después, sin que todavía hubieran comenzado los ensayos, Clotet reveló su embarazo, que alcanzaría hasta los seis meses durante el rodaje. El productor, confiesa Dolera, constató «el problema con el seguro y la falta de cobertura» cuando se trataba de embarazadas.

«Lamento que nuestra falta de entendimiento durante todo este proceso y no haber sabido acompañar mejor a Aina como ella necesitaba, nos haya llevado a esta situación de tensión y exposición pública», asume Dolera, que pasa a argumentar las razones por las que Clotet no podía acometer su papel. El personaje de Cristina, explica, toma la píldora para no quedarse embarazada, tiene varias escenas de sexo y muestra su cuerpo desnudo en varias ocasiones.

Según la directora, el estilo visual realista de la película, cámara en mano y en escenarios naturales, impedía utilizar un doble de cuerpo y usar planos cortos. No era posible un plan de rodaje alternativo ni retrasar la producción hasta esperar que Clotet diera a luz «porque eso implicaba que más de cien personas perdieran su empleo». La actriz se ofreció a invertir su sueldo para abonar el coste de los efectos especiales para borrar su barriga, pero a la productora «no le pareció ético ni legal que una actriz trabajase sin cobrar».

La actriz y directora descubre que ella misma vive un embarazo en la serie: «Como autora, quería expresar a través de este personaje, escrito durante tres años pensando en mí, mis propios miedos, inquietudes y defectos». Leticia Dolera asume «un error de comunicación» en todo el proceso y pide disculpas públicas a la actriz: «Entiendo la tristeza que esta noticia le causó y me hago cargo de su decepción».

Por su parte, la actriz Melani Olivares, que vivió una situación similar a Clotet cuando rodaba la penúltima temporada de 'Aída', cuenta en la revista 'Diez Minutos' que la productora Globomedia le puso «todas las facilidades del mundo». «Si se quiere, se puede», afirma. «Mi personaje no se podía quedar embarazado porque no tenía pareja, y allí estaba yo con mi embarazo. Hicieron como si tuviera gases o me hacían pasar delante de cajas. ¡Y mi cara era de estar preñada! Yo dejé de rodar cuando estaba de ocho meses y luego me reincorporé pasados los cuatro meses de dar a luz».

Olivares asegura que el asunto podría haberse solucionado de otra manera: «Si Leticia está tan comprometida en este tema, creo que es cuando más se ha de demostrar que entre nosotras nos apoyamos», recrimina en la entrevista a su compañera de profesión.

 

Fotos

Vídeos