La historia del cómic, de la mano de Pachi

Elías ayuda a Pachi a colorear uno de sus dibujos./Migue Fernández
Elías ayuda a Pachi a colorear uno de sus dibujos. / Migue Fernández

El humorista gráfico comparte con alumnos del IES Ben Gabirol la apertura de un espacio en su biblioteca dedicado a los tebeos

Francisco Gutiérrez
FRANCISCO GUTIÉRREZ

El instituto Ben Gabirol ha inaugurado un espacio en su biblioteca dedicado de manera exclusiva a los cómics. Tiene ya un centenar de títulos y para la apertura oficial se contó con un invitado especial, el humorista gráfico de SUR Pachi, que hizo a los estudiantes un relato de la historia del cómic dibujando sobre la marcha a alguno de los personajes más conocidos y populares. Comenzó desde la prehistoria, pues las pinturas rupestres se pueden considerar cómic, a falta del texto que se incluye en los 'globos' o 'bocadillos'. En el atril fue pintando a algunos de los personajes más famosos, desde Yellow Kid, o chico amarillo, que se relaciona precisamente con el origen de la denominada 'prensa amarilla', al más reciente personaje de dibujos manga, como es el gato de los dibujos animados Doraemon.

Pachi saludó la iniciativa del centro, pues consideró que el cómic es un buen aliado de la lectura, a la que muchos jóvenes llegan gracias a los tebeos. El impulsor de la idea, el profesor de Inglés Rubén López, señaló que llevaba años detrás de contar con un espacio específico en la biblioteca para el cómic, y que finalmente ha conseguido implicar a todos los departamentos, que han aportado las obras. Así, hay cómics en inglés o francés, uno sobre Filosofía y otros títulos de contenido social, como 'Arrugas', 'María y yo' o 'Cuerdas', muy apropiados en un centro como el Ben Gabirol, que cuenta con ciclos formativos de grado medio y superior de la familia Servicios Socioculturales y a la Comunidad.

Los estudiantes consideraron la iniciativa muy positiva. Elías, estudiante de Bachillerato, es lector de cómics, sobre todo de superhéroes y japoneses. Muchos los lee por Internet, pero ahora, al tenerlos en la biblioteca, acudirá al préstamo pues «prefiero tenerlos en las manos». Otro joven, Adrián, se confesaba seguidor del manga japonés, aunque ahora está intentando conocer más a fondo el coreano. Lee también por Internet, pero señaló que «cuando alguno me gusta, suelo comprarlo». Ahora, con esta 'comicoteca', espera poder descubrir nuevos títulos y autores. Natalia, en cambio, dice ser seguidora de los superhéroes y, sobre todo, de Mortadelo y Filemón.

Pachi animó a los jóvenes a dibujar, a crear sus propias historias y conseguir un estilo personal. Y dejó al centro, como regalo, el dibujo que fue creando con los personajes salidos de la imaginación de grandes creadores.