La supertierra más cercana

Reconstrucción de la superficie del nuevo planeta. / ESO.org

Barnard B orbita la estrella única más cercana al Sol. Es un planeta helado, hostil para la vida como la conocemos

LUIS ALFONSO GÁMEZBilbao

Un grupo internacional de científicos liderado por investigadores españoles ha descubierto a solo 6 años luz la supertierra más cercana. Barnard B es un mundo frío y oscuro que tiene al menos 3,2 veces la masa de la Tierra. El nuevo exoplaneta o planeta extrasolar orbita Barnard, la estrella única más cercana al Sol y el segundo sistema estelar más próximo por detrás del triple de Alfa Centauri, situado a solo 4,22 años luz. O, lo que es lo mismo, a 39,9 billones de kilómetros, la distancia que recorre la luz en 4,22 años a 300.000 kilómetros por segundo.

Barnard B es a día de hoy el segundo exoplaneta conocido más cercano tras Próxima B, cuyo sol es Próxima Centauri, una de las tres estrellas del sistema de Alfa Centauri. A diferencia de Próxima B, un mundo rocoso con 1,3 masas terrestres que se encuentra en la zona habitable de su estrella -donde puede haber agua líquida-, la nueva supertierra es un mundo gélido, aunque está pegado a su sol. Se encuentra a 0,4 veces la distancia que separa la Tierra del Sol, pero Barnard es una enana roja y a su superficie llega solo el equivalente al 2% de la energía que recibimos nosotros de nuestra estrella. Así que la temperatura media superficial de la supertierra más cercana puede rondar los -170º C.

Para detectar el nuevo mundo, el equipo liderado por los astrofísicos Ignasi Ribas y Guilem Anglada-Escudé, que publica el hallazgo en la revista 'Nature', ha buscado pequeños bamboleos en la estrella Barnard que pudieran estar provocados por la atracción de uno o varios planetas. «Hemos utilizado observaciones de siete instrumentos diferentes, que abarcan veinte años de mediciones, haciendo de este uno de los conjuntos de datos más grandes y más extensos usado para estudios precisos de velocidad radial. La combinación de todos los datos llevó a un total de 771 medidas, ¡una gran cantidad de información!», dice Ribas, investigador del Instituto de Estudios Espaciales de Cataluña y el Instituto de Ciencias del Espacio del CSIC.

«Al analizar todas las mediciones combinadas, apareció una señal clara en un periodo de 233 días (el año en el nuevo exoplaneta). Esta señal implica que la estrella Barnard se aleja y se acerca de nosotros a unos 1,2 metros por segundo -aproximadamente la velocidad de una persona al caminar- y la mejor explicación para este fenómeno es que un planeta orbite al estrella», explica el astrofísico, que admite que todavía hay trabajo por delante. «Tras un meticuloso análisis, estamos convencidos al 99% de que el planeta está ahí. Sin embargo, vamos a seguir observando esta veloz estrella (es la que se mueve más rápido en el cielo nocturno) para excluir posibles, pero improbables, variaciones naturales de la luminosidad estelar que puedan confundirse con un planeta». El bamboleo de la estrella solitaria mas cercana intrigaba a los científicos desde 1997, cuando se detectó por primera vez.

Las supertierras son mundos que tienen entre una y diez masas terrestres, con radios de entre 1,25 a 2 veces el de nuestro planeta. Los primeros exoplanetas de este tipo conocidas fueron dos descubiertos alrededor de un púlsar en 1991 por Aleksander Wolszczan y Dale A. Frail, usando el radiotelescopio de Arecibo (Puerto Rico).

 

Fotos

Vídeos