China vuela a lo más grande

China vuela a lo más grande

El nuevo aeropuerto de Pekín-Daxing será el más grande del mundo con una sola terminal cuando entre en funcionamiento el 30 de septiembre

INÉS GALLASTEGUI

Con 700.000 metros cuadrados de superficie, el nuevo aeropuerto de Pekín-Daxing, a 46 kilómetros al sur de la plaza de Tiananmen, será el más grande del mundo con una sola terminal cuando entre en funcionamiento el 30 de septiembre, a mayor gloria del régimen, en el 70º aniversario de la fundación de la República Popular China. En las obras, en las que trabajaron 40.000 personas hasta su conclusión, el pasado domingo, se han invertido más de 15.000 millones de euros, 51.000 en total teniendo en cuenta la infraestructura de las redes de transporte integrado, que incluyen tren de alta velocidad, ferrocarril intercity, metro y autopistas para unir las escalerillas del avión con el centro de la ciudad en 20 minutos.

Un alarde de poderío

El objetivo es descongestionar las tres terminales del actual aeródromo de Pekín Capital (21 km. al norteste), incapaz de absorber la demanda de una población de 1.400 millones con un creciente poder adquisitivo y muchas ganas de viajar. El edificio futurista funciona con energías renovables e incorpora los últimos avances tecnológicos.

Setenta y dos millones de pasajeros al año en 2025, una vez a pleno rendimiento sus cuatro pistas, y más de 100 millones en 2040, cuando entren en funcionamiento otras cuatro –una de ellas militar–, lo convertirán en el aeropuerto de mayor capacidad del mundo. El liderazgo lo ostenta actualmente el de Atlanta (104 millones), seguido del de Pekín Capital (100). Barajas recibe unos 53 millones de viajeros al año.

Obra póstuma de Zaha Hadid

El edificio es un diseño de la arquitecta anglo-iraquí Zaha Hadid, fallecida en 2016. La terminal en forma de estrella de mar cuenta con cinco brazos conectados al centro y tiene cinco niveles de altura: dos para las llegadas, dos para las salidas y una, subterránea, para las conexiones terrestres. El complejo se alimentará con energía solar y geotérmica y dispondrá de jardines al aire libre junto a las puertas de embarque.