La Granizada

El alcalde ciego de un pueblo manchego: «No puedo defraudar»

A sus 26 años, Isidro Sánchez ha tomado posesión de su cargo como alcalde en el Ayuntamiento de Santa Cruz de los Cáñamos (Ciudad Real). /RC
A sus 26 años, Isidro Sánchez ha tomado posesión de su cargo como alcalde en el Ayuntamiento de Santa Cruz de los Cáñamos (Ciudad Real). / RC

Isidro Sánchez llevará el bastón de mando en Santa Cruz de los Cáñamos los próximos cuatro años, y sin cobrar. Es ciego, pero eso no lo concibe como una barrera

Susana Zamora
SUSANA ZAMORA

Un accidente doméstico le cambió la vida a los seis años. Perdió la visión total de un ojo, aunque se defendía con el 20% del otro. Sin embargo, a los 18 años se quedó completamente ciego y el mundo se le vino encima. Pero supo levantarse, sacar su carrera de Psicología adelante y comprender sin fisuras que la vida «merece la pena». Ahora, a sus 26 años, Isidro Sánchez quiere demostrar a sus 523 vecinos de Santa Cruz de los Cáñamos (Ciudad Real) que también puede mejorar su pueblo. En las pasadas elecciones del 26 de mayo, se presentó como candidato del PSOE y obtuvo mayoría absoluta (229 votos, frente a 183 del PP).

¿Qué aprecian en usted sus vecinos para darle el bastón de mando del pueblo?

Creo que mi esfuerzo para superar las dificultades. Han vivido mi evolución, cómo iba perdiendo la visión, pero también mi sacrificio y el de mi familia para salir adelante. Entienden que si alguien invidente ha sido capaz de terminar unos estudios y trabajar, por qué no iba a hacerlo bien en la alcaldía.

¿Le han sorprendido?

Sí, albergaba mis dudas, porque las personas mayores tienen otra mentalidad y pueden pensar que un ciego es un mueble. Tenía miedo de que me viesen así, pero estoy muy orgulloso de que no se hayan fijado en las limitaciones y sí en las capacidades. Solo por eso, no puedo defraudarles.

Y usted, ¿qué ha encontrado en la política?

Yo siempre he sido muy de mi pueblo y me da mucha pena ver cómo otros muchos se mueren por falta de habitantes. Mi tío, el alcalde saliente, me lo propuso y empecé a buscar gente con ganas de sacar el proyecto adelante. Lo he hecho bajo las siglas del PSOE porque creo que es el partido que más se vuelca con las personas necesitadas.

Lo hace por amor a su pueblo y sin cobrar un euro...

Se cobra alguna dieta, pero no salario como tal. Al ser un municipio tan pequeño, tiene un presupuesto muy austero y es preferible emplearlo en otras necesidades.

Pero solo con amor no se come en esta vida...

Por eso estoy buscando un empleo relacionado con mi carrera para poder compatibilizarlo con el cargo de alcalde.

¿Va a necesitar de un sexto sentido para manejarse en política?

Tengo un gran equipo, que va a ser fundamental, porque habrá sitios a los que yo no pueda llegar por mi limitación visual. Está claro que cuando pierdes un sentido desarrollas otras habilidades que te ayudan a percibir mejor las cosas.

Estando como está el país, ¿cree que los líderes nacionales tienen poca altura de miras?

Creo que, en ese aspecto, el PSOE siempre ha mirado por el interés general.

Con una política tan turbia, ¿teme que alguien se aproveche de su invidencia?

Ese temor siempre está, pero, echándole valor y ganas, todo se puede conseguir. No tener un sentido no hace torpe a una persona; todo lo contrario, se convierte en alguien más astuto. Seguro que habrá gente que quiera aprovecharse, pero tengo un equipo, una familia y amigos en los que confío.

Tiro con carabina

Usted practica tiro con carabina. Alguien pensará que ciego y con un arma en las manos puede resultar un peligro...

Mucha gente lo piensa. Es un deporte poco conocido y quienes lo practican son personas con deficiencia visual, pero no invidentes totales, como yo. Es una escopeta normal, pero en lugar de una mirilla visual tiene una auditiva. Ahora la tengo aparcada, porque con tanto lío no me da la vida para más. He practicado durante un año y he ido algún campeonato, pero con las nuevas responsablidades resulta imposible.

¿Qué va a hacer para que su pueblo no siga ganando puntos para entrar en la España despoblada?

No depende solo de nosotros, pero debemos intentar que los jóvenes no se vayan. Tenemos que tomar medidas urgentes, generar trabajo... Somos un pueblo agrícola y es complicado vivir durante todo el año del campo, por eso estamos obligados a buscar recursos que frenen la emigración. Nos hemos marcado mantener al menos los servicios mínimos; si los perdemos, entonces tenemos garantizada nuestra desaparición.

¿Cómo se reconcilia uno con la vida cuando pierde la visión a los 18 años?

Al principio, asimilé muy mal la ceguera. Aquello me hundió. Estuve dos años sin levantar cabeza. Salía de madrugada con el bastón para que la gente no me viese; sentía vergüenza, no lo concebía. Hasta que entendí que no me quedaba otra y tuve que cambiar el chip y empezar una nueva vida sin vista. Mi hermana y mis padres fueron fundamentales.

Estudió Psicología. ¿Va a tener que tirar de oficio para meter en vereda al vecindario?

En algunas cosas estoy seguro de que sí. Nos emplearemos a fondo.

Personal

Psicólogo en paro. Isidro Sánchez (Santa Cruz de los Cáñamos, 1993) se ha convertido en regente tras estudiar Psicología. Ha renunciado al sueldo y busca trabajo para compatibilizarlo con la alcaldía.

Ciego por un accidente. Cuando tenía seis años sufrió un accidente doméstico. Fue a coger un bote de champú y le dio a una botella de salfumant. Reventó y todo el ácido le llegó a la cara afectándole a la visión.

Deporte. Practica el tiro con carabina, cuya mirilla en lugar de ser visual, es auditiva.