Los abogados de Maluma

El club de fans andaluz 'Maluma Family', en el Palacio de Deportes de Madrid. :: Óscar Chamorro/
El club de fans andaluz 'Maluma Family', en el Palacio de Deportes de Madrid. :: Óscar Chamorro

Los fans del cantante, que esta noche actúa en el Auditorio de Málaga, dicen que «machista es quien juzga a una mujer por disfrutar del sexo»

DOMÉNICO CHIAPPE

El martes en la noche llegó la primera persona a las puertas del Palacio de Deportes de Madrid para asistir al concierto de Maluma de anoche. Jesús, veinteañero de Cádiz, viajó como avanzadilla de un club de fans andaluz que el viernes en la tarde ya sumaban la docena. «Dos años antes, en Málaga, ya había gente acampada desde varios días antes, pero esta vez nos hemos quedado solitos», dice, rodeado por Macarena, Paula, Aitana, Vicky, Aroa, cada uno con una camiseta negra con sus nombres detrás y una gran 'M' coloreada como la bandera colombiana.

Ante la polémica que rodea tanto sus canciones como su imagen, señaladas como 'machistas' por algunos sectores, defienden al cantante, que esta noche actúa en el Auditorio del Cortijo de Torres. «La gente es muy envidiosa», señala Macarena. Un poco más allá, a la cabeza de su fila, que con los minutos se expande como un ciempiés que se despereza, está sentada Susana -18 años, estudiante de interpretación y vendedora de una macrotienda de bricolaje-. «Se confunde el tema de ser explícito con ser machista, y se mezcla con que la mujer disfrute de su sexualidad», asegura.

Detrás, con una pancarta que dice «Queremos un beso tuyo, bby», están Andrea -estudiante de 17 años- y Tamara -25 años y dependienta en unos grandes almacenes-. Entre sus canciones preferidas está 'Felices los cuatro', el éxito que repite en el estribillo: «Y si con otro pasas el rato, vamos a ser feliz, felices los cuatro». «La gente que le critica es hipócrita». En un análisis de sus letras, aseguran, sólo hay una frase verdaderamente machista, algo raro, además, en la jungla del reggaetón. «Está en 'Cuatro babys' y es la que dice 'Chingan cuando yo les digo'».

En las letras de Maluma se sustituye la poesía y la metáfora por lo soez y lo directo (por ejemplo, «me tiene enamorado ese culote con ese pelo rubio, pero tengo otra pelinegra que siempre quiere chichar»). El cantante colombiano habla de matrimonios con amantes, y mujeres y hombres que hacen tríos o comparten parejas. Mensajes combinados con retóricas visuales del cliché de macho latino. Algo que le ha valido peticiones para cancelar conciertos, campañas digitales para suprimir sus canciones y cierta polémica televisiva. «Me gustan sus tatuajes, que vaya de malote», cuenta Ingrid, llegada de Alicante a mediodía. Las historias de 'poliamor malumiano' se recrean sin originalidad pero «en ninguna parte Maluma dice que las mujeres no saben lo que hacen ni que no sea consentido», prosigue Susana. «Me parece más machista quien juzga a una mujer por disfrutar del sexo».

La estampa de quienes esperan el concierto es la antítesis de un vídeo de Maluma, excepto por la proporción de mujeres con respecto a los hombres: decenas de ellas por cada uno de ellos. Vestidos como clones recién salidos de la playa aguardan en silencio, tranquilos, sin bebidas alcohólicas, sin sombra de fiesta. La calma antes de la tempestad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos