Una Semana Santa de estrenos

Larios y la tribuna, en sentido inverso/ÑITO SALAS
Larios y la tribuna, en sentido inverso / ÑITO SALAS

La Semana Mayor de 2019 pasará a la historia como la del cambio del recorrido oficial después de casi un siglo, pero también será la primera con la Alameda peatonalizada y la de la irrupción de los patinetes eléctricos

FRANCISCO JIMÉNEZ y IGNACIO LILLOMálaga

La tradición dicta que el Domingo de Ramos «quien no estrena no tiene manos». A buen seguro, miles de malagueños cumplirán hoy con el refranero popular, pero también lo hará la Semana Santa en su globalidad. Y lo hará con muchas 'prendas' nuevas. La más importante es el nuevo recorrido oficial, que supone la mayor transformación de los desfiles procesionales desde que hace casi un siglo se fundó la Agrupación de Cofradías.

Habrá que esperar a que concluya la Semana de Pasión para valorar si los cambios han merecido la pena o si habrá que hacerle retoques, pero de lo que no cabe duda es que, de momento, el itinerario común por el que desfilarán todas las cofradías va a darle un giro de 180 grados a la forma de ver las procesiones... Y también a un operativo de seguridad en el que preocupan los nuevos puntos de aglomeración de personas y para el que se va a ampliar el sistema de videovigilancia del Centro (17 cámaras) con diez nuevos dispositivos que abarcarán el perímetro del recorrido oficial.

Y si el nuevo itinerario cofrade marcará un antes y un después en la Semana Santa de Málaga, también lo hará la semipeatonalización de la Alameda Principal. Las obras del metro no están aún terminadas en el lateral norte, aunque se han abierto más huecos para poder seguir las procesiones. Tampoco ha dado tiempo a terminar el nuevo pavimento en el andén sur, aunque ya está prácticamente listo y podrá ser utilizado en su mayor parte por los viandantes.

Eso sí, deberán hacerlo a pie y olvidarse de los patinetes. Los medios de movilidad personal, que han irrumpido con fuerza en la capital malagueña, estarán vetados en todo el entorno de los desfiles procesionales –tanto para circular como para aparcar– para evitar que puedan suponer un riesgo frente a las fuertes aglomeraciones de público que se esperan.

Nuevo itinerario: Un recorrido oficial más largo y con nuevos escenarios

El nuevo recorrido oficial responde a cuatro grandes preocupaciones: la seguridad, la comodidad de los abonados, la convivencia con la ciudad y la racionalización de los horarios e itinerarios de las 41 hermandades, según el presidente de la Agrupación, Pablo Atencia. Estos principios han dado lugar a un nuevo recorrido oficial de 1.200 metros (400 más), con apenas 25 abonados extra, hasta un total de 24.286. Incluye un cambio de disposición de la tribuna principal, en la plaza de la Constitución, para ayudar a la movilidad de las procesiones; y responde también a la demanda histórica de apertura de la segunda puerta de la Catedral (Postigo de los Abades), lo que reduce el tiempo de espera de las cofradías para entrar.

Básicamente, este discurrirá al revés, aunque aprovecha el 80% del anterior: arranca en la plaza de la Constitución hacia Larios, Martínez, Atarazanas y Torregorda; luego sigue por la Alameda Principal, plaza de la Marina y Molina Lario, hasta terminar en la Catedral. Estos últimos son nuevos espacios. La redistribución supuso el cambio de ubicación de 11.000 personas, lo que ha generado protestas de algunos afectados.

Alameda peatonal

Este será el primer año en el que las procesiones discurrirán por una Alameda peatonal, al menos en parte. Aunque las obras no han terminado, el entorno se ha habilitado para que sea transitable.

«Creemos en un proyecto que es acorde con la ciudad, que se ha transformado y de la que estamos orgullosos; y va en consonancia con la nueva Alameda, el entorno de la Catedral, Molina Lario y la plaza de la Marina», asegura el presidente de la Agrupación de Cofradías, Pablo Atencia. «Va a ser un revulsivo para la Semana Santa, con espacios nuevos, dentro y fuera del recorrido», añade. Cita como ejemplo la plaza dedicada al cardenal Herrera Oria (Cortina del Muelle), desde la que se podrá ver entrar a las 19 cofradías que hacen estación de penitencia en la Catedral, con el atractivo de la rampa que se ha instalado para superar la altura de la puerta de Postigo de los Abades.

Otra de las referencias para el público general será la Alameda Principal. Aunque las obras no estarán listas, ni en la parte municipal, la de la peatonalización del lateral sur, ni en lo que respecta al metro en la zona norte, la parte más próxima al Soho se quedará liberada para que los asistentes puedan acceder. Mientras que en la más cercana a Atarazanas, la Junta ha abierto el eje de Torregorda, así como la calle José María García Caparrós, entre Linaje y Prim, para mejorar la accesibilidad.

Otra clave que hay que tener en cuenta es que las procesiones y los encierros discurrirán y terminarán más temprano. Así, a modo de ejemplo, el Cautivo regresará a su casa hermandad a la 1.45 de la madrugada, cuando antes lo hacía a las 4.30.

Urbanismo: Una Alameda diferente, con más espacio para el peatón

Casi dos décadas después de la peatonalización de la calle Larios, la conversión de los laterales de la Alameda Principal en dos amplios pasillos en los que poder pasear sin coches ni semáforos está llamada a liderar una nueva transformación del Centro que, además, servirá de revulsivo para la expansión del corazón de la ciudad hacia el sur. Desde el punto de vista cofrade, la Alameda Principal pierde cierto protagonismo con el nuevo recorrido oficial, pero en cambio gana un plus para los malagueños y visitantes que este Domingo de Ramos podrán estrenar, aunque no en todo su esplendor, un nuevo espacio ciudadano resultante de la peatonalización de este enclave urbano.

La rampa de la catedral

Las imágenes que hacen estación de penitencia en la Catedral accederán por una rampa en Postigo de losAbades, que será una de las estampas más curiosas de la SemanaSanta.

Aunque aún queda trabajo por delante para que termine la reurbanización de ambos laterales (especialmente en la calzada norte porque va ligada a las obras del metro), la parte sur sí que va a estar prácticamente lista para esta Semana Santa, al igual que ya se acabó el eje central por el que discurrirán las procesiones. Y no sólo para que se puedan instalar las ocho filas de sillas de abonados, sino también para que detrás se pueda colocar más público ya que las tribunas sólo van a partir de La Equitativa. En una carrera contra el reloj, el nuevo pavimento peatonal del lateral sur sólo se ha podido completar en su tramo central, quedando el resto con el suelo de hormigón que servirá de base para continuar las obras una vez que pase la Semana Santa, al igual que ocurrirá con los puntos inacabados entre la plaza de la Marina y la calle Córdoba, y en el extremo más próximo a la Alameda de Colón.

Nuevo recorrido oficial.
Nuevo recorrido oficial. / E. H.

Seguridad: Más videovigilancia y atentos a las aglomeraciones

La Semana Santa de 2019 también será nueva para los servicios de seguridad y emergencias, que llevan semanas ultimando un dispositivo que estará formado por 2.400 efectivos entre Policía Nacional, Guardia Civil y Policía Local. Como novedad, todas las cofradías cuentan con planes de autoprotección, en los que se recogen y analizan las posibles situaciones de emergencia que se puedan producir antes y durante su estación de penitencia. Pero hay más, ya que al mantenerse el nivel 4 de alerta terrorista el Centro estará más vigilado que nunca, con la incorporación de una decena de cámaras (además de las 17 que ya estaban operativas) y que controlarán el perímetro del recorrido oficial.

Ante el aluvión de personas que se espera, este año se ha hecho especial hincapié en habilitar rutas de evacuación en vías peatonales adyacentes al recorrido oficial. Otra opción que se contempla por primera vez es la posibilidad de limitar el acceso a determinadas calles si la Policía Local detecta una presencia de público superior al aforo. Las miras apuntan, fundamentalmente, al Jueves Santo y, de una forma más concreta, al desfile de la Congregación de Mena, que atrae a miles de seguidores al paso que marca La Legión.

vías de evacuación

La seguridad es una obsesión esta Semana Santa, donde se ha reforzado la videovigilancia y la presencia policial. Además, se han señalizado vías de evacuación libres de obstáculos.

La estrechez de Especerías y Cisneros, por la que accederán todas las cofradías del Jueves Santo, es una de las cuestiones que más preocupan; pero también la plaza del Obispo, porque va a ser uno de los principales puntos de aglomeración fuera del recorrido oficial ya que se espera que reciba a todo el público que antes acudía a Carretería y la Tribuna de los Pobres, por donde este año apenas pasarán procesiones. También se prevé una mayor concentración en los entornos de calle Nueva, la plaza de Félix Sáenz y el entramado entre Larios y Molina Lario.

Movilidad: Prohibición de circular y aparcar patinetes en el Centro

La Semana Santa de 2019 también estará marcada por primera vez por un fenómeno que en los últimos meses se ha impuesto en el paisaje urbano del corazón de la capital: los patinetes eléctricos de alquiler. El auge de este modo de transporte es tal que el Ayuntamiento ha prohibido que estos puedan circular y aparcar en el entorno del Centro Histórico durante las 24 horas todo el periodo festivo. Esta medida se engloba en el plan de seguridad, para evitar que puedan suponer un obstáculo al tránsito peatonal por unas calles atestadas.

Las ocho operadoras con presencia en la capital malagueña –la segunda ciudad de España con mayor oferta de este tipo– ya han anunciado que se han adaptado a la orden. La mayoría no permitirán que los usuarios terminen el viaje en la zona acotada (a riesgo de ser multados); otras también apagarán los vehículos cuando entren en zonas restringidas. Y una ha anunciado que retira todo su parque móvil durante este periodo.

en el centro

El Ayuntamiento ha prohibido la circulación y aparcamiento de los patinetes eléctricos en el Centro.

Mientras, los servicios públicos de transporte (EMT, metro, Cercanías y taxis) refuerzan sus flotas y horarios para lograr que los malagueños dejen el coche en casa. Los autobuses urbanos ofrecerán 65.000 plazas adicionales al día y horarios ampliados. El metro también se refuerza, especialmente a partir del Miércoles Santo con un servicio ininterrumpido que arrancará a las 6.30 y concluirá a las 2.30 del Sábado Santo. Renfe mantendrá servicios casi ininterrumpidos las madrugadas del miércoles al jueves y del jueves al viernes. Y los 1.432 taxis de la capital también podrán estar operativos todas las noches. Todos a una para que la de 2019 sea una Semana Santa histórica.

La Semana Santa de 2019, en cifras

1.200
metros de longitud tiene el nuevo recorrido oficial, al ampliarse hacia el entorno de la Catedral (400 metros más que el anterior).
2.400
agentes entre Policía Nacional, Policía Local y Guardia Civil conforman el dispositivo especial de seguridad, sumado a 27 cámaras.
80%
es la ocupación media que se espera para los alojamientos turísticos de la provincia, aunque a partir del Jueves Santo se prevé un 86%.
65.000
plazas adicionales ofertarán los autobuses urbanos de la EMT. También se refuerzan el metro, el Cercanías y los taxis.
287
operarios de Limasa se sumarán al operativo habitual de limpieza del Centro y del área de influencia de la Semana Santa.
24.286
localidades con sillas y tribunas conforman el espacio para abonados del nuevo recorrido oficial, 25 más que el anterior.
4.870
vuelos pasarán por el aeropuerto esta Semana Santa, moviendo a más de 800.000 viajeros. También llegarán al puerto 18 cruceros.