El Obispado pone en marcha unas normas más rigurosas para las cofradías y hermandades de la diócesis

El encuentro se ha celebrado en la Casa Diocesana/
El encuentro se ha celebrado en la Casa Diocesana

Los nuevos hermanos deberán aportar su partida bautismal para inscribirse y directivos tendrán que hacer un curso de formación teológica

Jesús Hinojosa
JESÚS HINOJOSAMálaga

El Obispado de Málaga ha presentado este viernes a representantes de las cofradías y hermandades de la diócesis unas nuevas bases para sus estatutos, que deberán ser renovados y adaptados a esta nueva normativa antes del 1 de julio de 2020. Las nuevas bases diocesanas son más rigurosas y fijan diversos criterios para fomentar la unión entre las corporaciones de pasión y de gloria y la Iglesia Católica a la que pertenecen. Así, las personas que deseen inscribirse como hermano en una cofradía deberán aportar su partida bautismal y los principales directivos deberán hacer un curso de formación teológica para ocupar el cargo, entre otras novedades.

Solo se podrá pertenecer a dos juntas de gobierno y representantes políticos no podrán ejercer altos cargos cofrades. Además, se fijan nuevos criterios para la celebración de elecciones, que en el caso de las cofradías de pasión tendrán que producirse no más allá de la quinta semana de Pascua, y en el caso de las hermandades de gloria, hasta treinta días después de su salida procesional.

En el encuentro, celebrado en la Casa Diocesana y en el que también se han presentado las normas para la creación de nuevas hermandades y para los grupos parroquiales, han estado presentes el obispo, Jesús Catalá, el vicario general Antonio Coronado, y el delegado de Hermandades y Cofradías, Manuel Ángel Santiago.