Cultura otorga el permiso que faltaba para la obra de la casa hermandad de Fusionadas

Recreación de la fachada de la nueva casa hermandad de Fusionadas. /SUR
Recreación de la fachada de la nueva casa hermandad de Fusionadas. / SUR

La autorización de la Junta permite a la cofradía recabar la licencia de Urbanismo para cerrar el préstamo bancario e iniciar los trabajos en los suelos del pasillo de Santa Isabel

Jesús Hinojosa
JESÚS HINOJOSAMálaga

Tras tres meses de espera desde que la petición llegara a las oficinas de la Junta, las Cofradías Fusionadas de San Juan ya disponen del último permiso que les faltaba para poder poner en marcha las obras de su nueva casa hermandad, que se levantará en dos solares existentes junto al Museo Unicaja de Artes y Costumbres Populares, en el pasillo de Santa Isabel. La delegación provincial de la Consejería de Cultura, dirigida actualmente por Carmen Casero, celebró este miércoles una reunión de la Comisión Provincial de Patrimonio en la que fue ratificada la autorización para este proyecto en lo relativo a los hallazgos arqueológicos que se registraron en el subsuelo.

En concreto, se trata de un tramo de la muralla medieval de la ciudad y un trozo de la fachada de una antigua casa que van a poder ser contemplados en la planta sótano del edificio de la casa hermandad más próximo al museo, donde inicialmente esta prevista la realización de un columbario que finalmente no se va a poder acometer.

El hermano mayor de Fusionadas, José Manuel Álvarez Chaves, ha señalado que, con este permiso de Cultura en relación a la arqueología, la Gerencia Municipal de Urbanismo podrá expedir la licencia de obras en los próximos días, al tiempo que se podrá firmar el préstamo hipotecario para financiar la obra y el contrato con la constructora Ielco. «Nuestra idea es empezar cuanto antes una vez que lo tengamos todo cerrado», señaló Álvarez, quien recordó que la construcción tiene un plazo de unos 14 meses, por lo que podría estar prácticamente lista para la Semana Santa del año que viene.

La nueva casa hermandad estará dividida en dos edificios: uno de planta baja más una altura pegado al Museo de Artes y Costumbres Populares, y otro de baja más cuatro alturas en el solar contiguo existente junto a la plaza de Camas o de Enrique García-Herrera. Estarán unidos mediante una pasarela elevada que cruzará un pasaje peatonal.