La Cofradía de las Penas celebrará elecciones el 8 de enero y pondrá fin a cuatro años de intervención

La Cofradía de las Penas celebrará elecciones el 8 de enero y pondrá fin a cuatro años de intervención

El comisario nombrado por el Obispado cree que ya se ha logrado un clima propicio para convocar los comicios

Ángel Escalera
ÁNGEL ESCALERAMálaga

La Hermandad de las Penas celebrará elecciones el próximo 8 de enero, con lo que se pondrá fin a cuatro años de intervención de la cofradía por parte del Obispado, que nombró a Manuel Gordillo comisario de la corporación. En un comunicado difundido este miércoles en la página web de las Penas, el comisario anuncia que el 10 de diciembre convocará un cabildo general de elecciones para que sean los hermanos de la cofradía los que decidan en las urnas quién será el nuevo hermano mayor.

En esa nota, Manuel Gordillo explica que «se ha alcanzado el clima propicio» para que se pueda convocar el cabildo de elecciones y, tras el mismo, con la toma de posesión de la nueva junta de gobierno, la hermandad recupere su autogobierno. El comisario añade: «Han sido cuatro años difíciles y duros para todos, sin excepción, pero pienso que debemos mirar al futuro con optimismo. Este no es el momento ni el lugar de dar explicaciones de lo realizado, pero no tengáis la menor duda de que la junta de gobierno que resulte elegida será informada de todo y será ella quien decida el uso que deba dar a la información recibida»·

Gordilllo puntualiza en el escrito que la totalidad de los auxiliares que le han ayudado en su labor «han alcanzado el acuerdo de manifestar su absoluto y unánime compromiso con la reconciliación y la unidad de los hermanos, para lo que han renunciado a sus legítimas aspiraciones personales en beneficio de la hermandad y apoyarán sin fisuras a la candidatura que se presente con tales objetivos, de la que ninguno de ellos formará parte».

El comisario pone de manifiesto lo siguiente: «No quiero terminar sin pedir públicamente disculpas a quien pudiera haberse sentido defraudado o dañado con alguna de las decisiones que he debido tomar durante mi mandato. En todo momento, como ya dije en enero de 2015, he velado por los intereses de la hermandad y siempre han sido los valores de la justicia y del evangelio los que han orientado mis decisiones».

Temas

Penas
 

Fotos

Vídeos