La Catedral da luz verde a que las cofradías entren por la puerta del Postigo de los Abades

La entrada de las cofradías requiere instalar una gran rampa y modificar la reja. /Eduardo Nieto
La entrada de las cofradías requiere instalar una gran rampa y modificar la reja. / Eduardo Nieto

La medida, necesaria para que cuadren los horarios del nuevo recorrido oficial, depende ahora de que sea autorizada por la Consejería de Cultura

Jesús Hinojosa
JESÚS HINOJOSAMálaga

Una de las medidas clave para la implantación de un nuevo recorrido oficial de las procesiones en la Semana Santa del año que viene ya ha superado un primer visto bueno. Se trata del uso de la puerta sur del crucero de la Catedral, que da a la calle Postigo de los Abades, para que las cofradías que hacen estación de penitencia en el primer templo de la diócesis accedan al mismo por aquí y salgan por el patio de los Naranjos. ElCabildo de canónigos mantuvo el pasado sábado una reunión en la que, según ha podido confirmar este periódico, aprobó esta iniciativa que facilita notablemente el encaje de los horarios e itinerarios del nuevo itinerario común de las cofradías, al tiempo que agiliza el discurrir de los cortejos por el interior de la basílica.

Eso sí, el Cabildo catedralicio condiciona la puesta en práctica del proyecto ideado por la Agrupación de Cofradías, al que da su aprobación sólo para el año que viene –se reserva la opción de rechazarlo más adelante si no resulta adecuado–, a que reciba la luz verde de la Consejería de Cultura, administración que, en última instancia, debe autorizar cualquier tipo de modificación en este edificio por su condición de monumento. El uso de esta segunda puerta de la Catedral para las cofradías requiere la instalación de una gran rampa que ocupará la mitad de la anchura de la calle Postigo de los Abades, y modificar el sistema de apertura de la reja que delimita el atrio de esta puerta para permitir el giro de los tronos una vez que alcancen la meseta de la rampa.

En ese sentido, se han barajado dos opciones: adaptar la reja, que data del siglo XVIII, para que se pueda abrir como si se tratara de las hojas de una ventana, o modificarla para que pueda ser retirada y reinstalada, antes y después de cada Semana Santa.

Aunque la postura delCabildo ha sido positiva al uso de la puerta del Postigo de los Abades para las procesiones en 2019, está condicionada a que las cofradías contraten un seguro que cubra los posibles daños o desperfectos que pueda sufrir el templo por esta intervención; y a que se haga de forma coordinada entre los arquitectos de la Agrupación y los que están a cargo de la Catedral.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos