El Ayuntamiento y la Agrupación cambian las vallas tras las protestas ciudadanas

Imagen de archivo de las vallas que ocasionaron las protestas./
Imagen de archivo de las vallas que ocasionaron las protestas.

Las nuevas tienen menor altura, aunque se situarán a la misma distancia que las que han generado tanto malestar entre el público

Javier Recio
JAVIER RECIOMálaga

El Ayuntamiento de Málaga y la Agrupación de Cofradías decidieron ayer por la mañana sustituir las vallas que impiden el paso al recorrido oficial debido a las críticas que se han producido los primeros días de la Semana Santa. Ambas instituciones mantuvieron una reunión en la que se decidió cambiarlas por unas de menor altura, similar a las que se han puesto siempre en las procesiones.

Las vallas que han generado tanta polémica se colocaron por las exigencias de seguridad de Protección Civil y la Policía Local, de ahí que se apostaran por unas de casi dos metros de altura, lo que daba una sensación de encerramiento en las personas que se encontraban tras las mismas. A ello hay que unir que impedían ver con claridad el paso de las diferentes procesiones.

En principio se cambiaron ayer mismo todas las vallas que están situadas en las calles que dan acceso a la calle Larios, que son las que han provocado la mayoría de las protestas. En cuanto a la distancia, se mantendrá la misma para controlar mejor de esa manera el aforamiento de las citadas vías. El presidente de la Agrupación, Pablo Atencia, y la concejala Teresa Porras han impulsado este cambio debido a las crecientes protestas del público no abonado que ha acudido a la Semana Santa.

La altura de las vallas también trascendió al ámbito político, ya que los principales grupos de la oposición, el PSOE y Málaga Ahora, criticaron con dureza al alcalde de Málaga al sostener que este año estaba siendo muy difícil la movilidad de los ciudadanos que no tienen un abono de silla en los aledaños del recorrido oficial. Sobre este particular, el propio regidor se puso en contacto con el presidente de la Agrupación de Cofradías, Pablo Atencia, para pedirle que el paso de una zona a otra del recorrido se produjera con más agilidad, es decir, que no transcurriera tanto tiempo para que se dejara pasar a los ciudadanos que están tras las referidas vallas de seguridad. Esta ha sido la segunda modificación que se ha llevado a cabo con motivo del recorrido oficial. La primera fue la instalación de más focos en la zona donde están instaladas las tribunas de la plaza de la Marina, donde los abonados llegaron a protagonizar un llamativa protesta encendiendo las linternas que llevan los teléfonos móviles al grito de ¡queremos luz!, una situación inaudita en la Semana Santa de la capital.

El otro gran problema que se ha suscitado no tiene solución. Al menos durante este año. Y es que las obras de peatonalización que se están llevando a cabo en el lateral sur de la Alameda Principal están provocando numerosas incomodidades a los ciudadanos que quieren ver la procesión en este punto, uno de los más tradicionales de la Semana Santa de Málaga.