La Archicofradía de la Esperanza reabre su basílica tras su reforma

Imagen de la basílica. /Eduardo Nieto
Imagen de la basílica. / Eduardo Nieto

El templo ha experimentado una serie de cambios, como la adecuación del ábside, la reordenación lumínica y reformas de mantenimiento

JOSÉ MIGUEL RAMÍREZMálaga

Los sagrados titulares de la Archicofradía de la Esperanza ya presiden su basílica. Hoy se han abierto las puertas del templo por primera vez tras su reforma, en la que se ha procedido a la adecuación del ábside, así como a la reordenación lumínica y diversas reformas de mantenimiento. Para estos trabajos, se ha contado con la obra de Javier Sánchez de los Reyes, que ha sido plasmada por Francisco Naranjo, Mª Ángeles Mulero y José Antonio Jiménez. Con dicha intervención, se ha logrado acotar las dimensiones a través de una estructura en la que se ha proyectado un mural pictórico aportando más verticalidad al conjunto. El lienzo está inspirado en las basílicas bizantinas del mediterráneo oriental o las medievales en el área de Sicilia de influencia normanda.

En el zócalo inferior se encuentran representados los clavos y la escalera, el cristograma JHS, el Ave María y las anclas cruzadas, símbolo cristiano de la esperanza. Además, sobre el mural aparecen los versículos del evangelio de San Lucas 1-31 en latín: 'Ecce concipies in sinu., et paries filium, et vocabis nomen ejus lesum', que significa 'Concebirá y dará a luz a un hijo y le impondrá el nombre de Jesús'.

El hermano mayor de la Archicofradía, Carlos Javier López Armada, se ha mostrado muy satisfecho con el resultado final. «Se trata de la actuación más importante que ha sufrido la basílica en sus 31 años de existencia», confirma López Armada. Con todo esto, se han sustituido las cortinas, por lo que ahora los sagrados titulares quedan más realzados. La basílica ha sido sometida a un proyecto integral de reordenación lumínica, logrando un mayor volumen y luminosidad del espacio. Se ha completado la reforma cambiando las luminarias de los chandeliers y candelabros por modelos de luz muy cálida. Además, se ha aprovechado para pintar el templo de nuevo y pulimentar el suelo, entre otras labores de mantenimiento. «Hemos adecuado la basílica a los tiempos actuales», asegura el hermano mayor de la corporación.

«Lo que más interesaba, que era acotar el espacio, se ha conseguido», declara Francisco Naranjo, quien agradeció al equipo con el que ha trabajado durante estos meses. Destaca principalmente la utilización de los tonos morado y verde, colores identificativos de la propia Archicofradía de la Esperanza.

Los fieles que a las 12.00 horas estaban apostados en las puertas del templo no podían ocultar sus gestos de asombro al entrar en la basílica y ver al Nazareno del Paso y a la Virgen de la Esperanza. Esta tarde a las 20.00 horas, se celebrará la misa estacional de reapertura de la basílica, oficiada por el obispo de la Diócesis de Málaga, D. Jesús Catalá Ibáñez.