El discurso «apocalíptico» de Rubalcaba contra el «autobombástico» de Rajoy

El presidente insiste en su réplica al líder de la oposición en los datos macroeconómicos ofrecidos esta mañana "y que son incontestables" | El socialista le acusa de mentir y cree “para millones de españoles lo peor está por llegar”

A. MONTILLA MADRID
El líder del PSOE y el presidente del Gobierno./ Efe/
El líder del PSOE y el presidente del Gobierno./ Efe

Alfredo Pérez Rubalcaba ha querido desmontar el triunfalismo del presidente del Gobierno, al que ha acusado de vivir en otra realidad y ha culpado de aumentar la desigualdad utilizando la crisis como "coartada" para aplicar el programa "en B" del Partido Popular. "¿En qué país vive usted?". Así de directo ha saludado a Mariano Rajoy nada más subir a la tribuna, para decirle que por la mañana había mentido al asegurar que España ya está en recuperación y a punto de recuperar la senda de la recuperación del empleo, en el buen camino.

El líder del PSOE ha contrapuesto a la marea de datos que Rajoy leyó por la mañana lo que indicó que es el retrato de la vida real de los españoles, con un 2014, ha dicho, que ha comenzado con la pérdida de 138.000 empleos y un millón desde el comienzo de la legislatura, con uno de cada tres niños en riesgo de pobreza, restricciones para ejercer el derecho a las mujeres, 600.000 estudiantes sin becas, un aumento de la deuda pública de 250.000 millones de euros, y una restricción del crédito para las familias y las Pymes de otros 250.00 millones.

El líder del PSOE ha indicado que la verdad que no dijo Rajoy sobre su gestión es que para millones de españoles lo peor está por llegar, que el Gobierno en sus dos años de gestión siempre que ha tenido que optar lo ha hecho contra los más débiles, y que, en definitiva, con la crisis como coartada ha tomado las medidas que siempre quiso hacer, las que la derecha nunca se atrevió a tomar. Cuando tuvo que optar entre empresarios y trabajadores, ha indicado, lo hizo por los primeros, lo mismo que cuando tuvo que optar entre escuela privada o pública, entre empresas farmacéuticas o copago de pensionistas, o cuando tuvo que elegir entre aumentar la recaudación pública entre las grandes fortunas o entre las clases medias y los trabajadores. Tras dos años de recortes sociales y política de empobrecimiento y pérdida de derechos de los trabajadores, el líder de la oposición ha señalado que ahora le toca al recorte de las libertades. Esta legislatura es la de la apoteosis de la desigualdad, ha remachado.

Bárcenas y Cataluña

En su discurso, Rubalcaba ha tenido muy presente Cataluña y ha advertido al presidente de que hay un problema muy grave de convivencia y que para dar una solución al conflicto territorial ya no basta con limitarse a decir no, no y no, como cree que responde el Ejecutivo a todas las demandas de los nacionalistas. El secretario general del PSOE, que ha dejado claro que su partido siempre defenderá la unidad de España y se opondrá a un referendo de autodeterminación, añadió que, sin embargo, para evitar que este asunto se pudra para siempre hay que abrir un diálogo, aquí en el Congreso, impulsar una reforma de la Constitución en clave federal que permita un acuerdo entre todos. Rubalcaba ha recordado las Cortes constituyentes de 1977, las que pactaron la Carta Magna, compuestas, entre otros, por expolíticos del franquismo, de la clandestinidad y nacionalistas. Si hace 35 años fueron capaces de ponerse de acuerdo, con esas enormes diferencias, ¿nosotros no vamos a ser capaces?, ha preguntado al hemiciclo actual.

El líder de la oposición, en una intervención no leída y con constantes ataques a la gestión de Rajoy, en la que aunque no le pidió directamente la dimisión, como sí hizo hace un año, le volvió acusar de haber mentido al Parlamento por su relación con Luis Bárcenas, la financiación ilegal del PP y Gürtel, respondió a la rebaja fiscal anunciada esta mañana por el presidente retándole a subir la oferta. Si Rajoy dijo que quedarán exentos en 2015 del pago del IRPF los trabajadores con ingresos inferiores a 12.000 euros, Rubalcaba le pidió que ampliase el abanico de los que no paguen a los parados, a los jubilados con personas a su cargo, y a los trabajadores con hijos con ingresos inferiores a 16.000 euros.

El portavoz socialista, que se ha comprometido a recuperar en cuanto retorne al Gobierno todos los derechos sociales y libertades públicas que considera que ha recortado Rajoy, ha reclamado al jefe del Ejecutivo que renuncie a reformar la ley del aborto, que, ha dicho, no quieren ni en su partido. Ha comentado irónico que si el PP no ha sido capaz de aceptar la ley de supuestos que el PSOE hizo en 1985 hasta ahora, ya que es a la que parece que quieren retornar, ¿qué tenemos que esperar otros 30 años para que llegue la ley de plazos?.

La "demagogia" de Rubalcaba...

En su turno de réplica, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha considerado que la intervención del líder del PSOE "no ha sido la alegría de la huerta". "No tiene ningún sentido que suba a esta tribuna con un discurso apocalíptico que nada tiene que ver con el interés general de España y con lo que se está debatiendo", le ha espetado Rajoy antes de recalcar que la mejoría económica queda de manifiesto en decisiones como la de la agencia de calificación Moody's al mejorar la nota de la deuda soberana de España.

Rajoy ha reprochado a Rubalcaba su "demagogia" por recriminar al Gobierno su gestión económica cuando el PSOE no fue capaz de crear empleo y riqueza cuando estaba en el Gobierno.

Rubalcaba, que ha criticado duramente el discurso "autobombástico" de Rajoy, le ha reprochado que esté "tan contento de sí mismo" y "tan pagado de sí mismo" cuando tiene "tanto sufrimiento debajo". "¿De qué presume?", le ha interpelado directamente, para insistir después en si presume del millón de puestos de trabajo que se han perdido en su mandato, de las ayudas que se han quitado a las familias por la dependencia, por subir la deuda pública a niveles desconocidos o por subir los impuestos a las clases medias como nunca en la historia de la democracia.

Rubalcaba ha aseverado que Rajoy "sólo puede presumir de una cosa: de contabilidad, de la contabilidad en B". También ha acusado al presidente de haber concurrido a las elecciones con un "programa en B: la crisis como coartada", tras hacer hincapié en que los representantes del PP "sabían lo que iban a hacer", que era "utilizar la situación económica para hacer lo que siempre quisieron hacer".

... y las "mentiras" de Rajoy

No ha sido el único choque entre Rajoy y Rubalcaba. También lo ha habido a cuenta de las supuestas mentiras de cada uno en el hemiciclo. Así, Rubalcaba ha pedido la palabra una vez más -sin estar previsto- para acusar a Rajoy de mentir "tanto" que miente hasta por él, al haber puesto en su boca que los estudiantes que salgan al extranjero perderán su tarjeta sanitaria a los cuatro meses, cuando -según el líder del PSOE- él había hablado de jóvenes y no de estudiantes. "Señor Rubalcaba, yo no puedo mentir por usted porque no puedo competir, me considero muy inferior", se ha limitado a responder Rajoy desde su propio escaño para cerrar el debate.

Cruce de acusaciones entre ambos también los ha habido a propósito de la tarifa plana anunciada por Rajoy para contratos indefinidos, propuesta que para Rubalcaba "no servirá para nada". Y otro enfrentamiento más cuando han hablado de la tragedia de Ceuta, tema que el secretario general del PSOE ha exigido aclarar por el "honor" y "respeto" a la Guardia Civil, mientras el presidente del Ejecutivo le ha recordado que las criticadas concertinas en las fronteras con Marruecos las puso el PSOE.