ETA se llevó de nuevo las armas que mostró en enero a los verificadores

Se las enseñó en un piso de Toulouse y las guardó en una caja precintada

ALFONSO TORICESMADRID
Los tres expertos internacionales abandonan la Audiencia Nacional tras declarar ante el juez Moreno./ Reuters | Atlas/
Los tres expertos internacionales abandonan la Audiencia Nacional tras declarar ante el juez Moreno./ Reuters | Atlas

Los verificadores internacionales han declarado al juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno que desconocen dónde están las armas que se ven en el vídeo emitido por la BBC porque dos miembros de ETA se las mostraron en Francia y luego se las volvieron a llevar, según han asegurado fuentes conocedoras del interrogatorio.

De igual manera, han dicho que tampoco disponen de información alguna sobre la identidad de los dos etarras porque en todo momento les vieron con las capuchas puestas y nunca se llegaron a identificar por sus nombres o alias. A la única persona que pudieron ver fue al hombre que, con gafas oscuras y gorro, les vino a recoger minutos antes con un automóvil a la estación de tren y les llevó, a través del garaje, al piso en el que contactaron con los terroristas, del que tampoco conocen la dirección.

Los expertos han contado que el encuentro se produjo a finales de enero, después de que recibiesen las instrucciones en una carta anónima. A la cita solo acuden las dos personas a las que se ve en el vídeo, el profesor de Sri Lanka, Ram Manikkalingam, y el exministro sudafricano Ronnie Kasrils. Fue en un piso de la población francesa de Tolouse, donde les mostraron las cuatro armas, dos granadas, 16 kilos de pentrita, la munición, los activadores de explosivos y el cordón detonante que se aprecian en las imágenes. Tras firmar el acta del material que les entregaron los etarras, los terroristas metieron todo el arsenal en una caja de cartón, la sellaron con cinta de embalar, y se la volvieron a llevar.

Los verificadores, que han prestado declaración durante algo más de tres horas, le han dicho al magistrado que, eso sí, los terroristas les aseguraron que esas armas selladas ya no se volverían a utilizar jamás.

Toda la escena de Tolouse fue grabada por una tercera persona, supuestamente de ETA, y, según han explicado, fue la propia banda terrorista quien hizo llegar estas imágenes a la BBC para que las difundiese en paralelo con la rueda de prensa que ellos direron el viernes pasado en Bilbao.

Los verificadores han confirmado a Moreno que sus gastos los pagan un grupo de Amsterdam (Holanda) llamado DAG y algún Gobierno escandinavo. Ellos, han añadido, cobran 750 euros por cada día de trabajo efectivo.

"Una oportunidad para la paz"

"Creemos que existe una oportunidad auténtica para la paz", ha afirmado el portavoz de la Comisión Internacional de Verificación (CIV), Ram Manikkalingam, a su salida de la Audiencia. "Estamos aquí hoy porque queremos ser transparentes y hemos colaborado con el juez Ismael Moreno. Estamos trabajando para la consolidación de la paz y la coexistencia en el País Vasco. Desde que se declaró de forma unilateral el alto el fuego permanente y verificable, ETA ha mantenido el cese de la actividad armada y cumplido con sus compromisos. Ahora es tiempo de sellar las armas y ponerlas fuera de uso", ha indicado Manikkalingam, que ha sido el primero en entrar a declarar.

En una breve declaración en inglés leída a su salida de las dependencias judiciales, ha agregado que "ETA ha expresado su compromiso unilateral, estamos aquí para ayudar a que esto se lleve a cabo en interés, no sólo de todas las personas que viven en el País Vasco, sino también del resto de España". "Somos profesionales con experiencia y creemos que tenemos una auténtica oportunidad para la paz. Siempre hemos trabajado con el respaldo de una mayoría", ha concluido.

Los primeros en declarar, Ram Manikkalingam y Ronnie Kasrils, han comparecido ante el magistrado durante casi una hora cada uno. Ambos aparecen en el vídeo difundido el pasado viernes en el que se mostraba el armamento, munición y explosivos inutilizados. En último lugar ha sido interrogado el tercero de los expertos citados, el británico Chris Maccabe.

Respaldo de Urkullu

Manikkalingam, Kasrils y Maccabe llegaron a la Audiencia Nacional en un taxi poco antes de las diez de la mañana. Procedían del hotel madrileño Villa Real en el que han pasado la noche y donde antes de acudir a los juzgados centrales mantuvieron una reunión con el lehendakari, Iñigo Urkullu, que se desplazó a Madrid exclusivamente para mostrarle su apoyo.

Moreno les citó el sábado por la mañana de urgencia para interrogarles por la identidad y el paradero de los dos etarras con los que se reunieron el mes pasado para certificar el primer "sellado" por la banda de un pequeño arsenal, según reconocieron el viernes en público los propios expertos internacionales y se pudo ver en el vídeo.

El juez reclamó interrogar a los seis miembros de este grupo, pero las fuerzas de seguridad solo pudieron notificar la citación a los tres expertos señalados y a la holandesa Fleur Ravensbergen, que, sin embargo, tomó un avión y se marchó a su país. La quinta miembro del grupo que el viernes participó en la rueda de prensa realizada en Bilbao para anunciar la inutilización de armas por ETA, la ecuatoriana Aracelly Santana, no pudo ser citada porque ya se había ido de España. El sexto componente no vino al País Vasco por estar enfermo.

Moreno citó a los verificadores a petición del Colectivo de Víctimas del Terrorismo del País Vasco (Covite), presidido por Consuelo Ordoñez, y con el aval de la Fiscalía de la Audiencia Nacional. El colectivo solicitó este viernes que se interrogara a los verificadores sobre dónde están las armas y los etarras con los que se entrevistaron.