Al-Qaida secuestra a tiros a dos cooperantes españoles en Tinduf

Se trata de Enric Gonyalons, que podría estar herido de bala, y Ainhoa Fernández de Rincón | Trinidad Jiménez asegura que el Gobierno ya está trabajando en su liberación

MATEO BALÍNMADRID
Al-Qaida secuestra a tiros a dos cooperantes españoles en Tinduf

En una operación perfectamente planificada, una decena de hombres armados vestidos de militares irrumpieron la noche del sábado en el campamento de refugiados saharauis de Tinduf, al oeste de Argelia y secuestraron a tres cooperantes, dos españoles y una italiana. Los asaltantes neutralizaron primero a un vigilante, entraron a la fuerza en sus habitaciones y se los llevaron a toda prisa a bordo de dos todoterreno. El Frente Polisario y las autoridades mauritanas atribuyeron el secuestro a la rama argelina de Al Qaeda en el Magreb Islámico, la misma célula que retuvo durante varios meses a tres cooperantes catalanes.

Los rehenes son la madrileña Ainhoa Fernández de Rincón, de 30 años y trabajadora de la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui de Extremadura, el mallorquín Enric Gonyalons, de la ONG vasca Mundubat, y la italiana Rosella Urru, del Comité Italiano para el Desarrollo de los Pueblos. El secuestro tuvo lugar poco antes de la medianoche del sábado.

Los cooperantes descansaban tranquilamente en sus habitaciones del campamento de Rabuni cuando se produjo el asalto. Testigos presenciales aseguraron que los hombres armados entraron en la zona residencial a bordo de un vehículo, mientras que otro les esperaba en la salida. Llegaron con "mucha violencia, pegando tiros", comentó el cooperante navarro Alberto Jiménez, que se encontraba hablando por teléfono con su mujer cuando sucedió todo.

Primero maniataron al guardia y luego dos de ellos subieron a uno de los módulos. Escogieron a sus víctimas de forma aleatoria, rompieron las puertas de sus estancias y se los llevaron entre golpes y forcejeos. Pero antes hubo resistencia. "Ainhoa se encerró en su módulo y llamó a una compañera que estaba fuera del recinto, cenando con unos amigos, y les dijo que había hombreas armados", narró Juan Bedialauneta, otro cooperante español en Tinduf. "Les dijo que los hombres portaba metralletas".

En el caso de Enric Gonyalons, los compañeros vieron como es su habitación había restos de sangre, un casquillo y estaba todo revuelto, por lo que se supone que pudo ser herido durante la refriega.

Una vez abajo, los primeros testigos que lograron ver a los secuestradores explicaron como éstos se llevaron a una de las chicas arrastras, mientras ella se resistía. Entonces, un vehículo de seguridad del campamento llegó al lugar y se produjo un breve tiroteo en el que resultó herido un conductor saharaui, que recibió un impacto de bala en el cuello. Se trata de Omar Ahmed Mohamed, que fue operado y está fuera de peligro, según las autoridades saharauis.

Persecución

El Frente Polisario montó entonces un dispositivo para perseguir a los secuestradores, que abandonaron Argelia y entraron en Mauritania. A primera hora de la tarde de este domingo, seis vehículos seguían la pista de los cooperantes ya en Mauritania, cerca del mar de dunas que se encuentran antes de la frontera con Mali, según la agencia AFP.

Horas antes, las fuerzas de seguridad del Polisario hallaron en la localidad argelina de Oum Greid, a 15 kilómetros de la frontera con Mauritania, los todoterreno de los captores. Junto a los vehículos se encontraba una camioneta del Polisario, la primera que salió en persecución de los asaltantes. La camioneta estaba incendiada tras haber recibido varios disparos. Mientras que los hombres armados continuaron su huida en otros vehículos.

Tanto las autoridades locales como las mauritanas atribuyeron el secuestro a la rama argelina de Al Qaida en el Magreb Islámico (AQMI), bajo la autoridad de Mokhtar Belmokhtar. El jefe de esta 'katiba' (célula terrorista) fue precisamente el responsable del secuestro de tres cooperantes catalanes en noviembre de 2009, cuando viajaban en una caravana solidaria a 150 kilómetros de la capital de Mauritania. Albert Vilalta, Alicia Gámez y Roque Pascual fueron llevados a Mali. La cooperante fue liberada el 10 de marzo de 2010, y Vilalta y Pascual el 22 de agosto. Aunque el Gobierno no lo confirmó, las gestiones con la 'katiba' de Belmokhtar culminaron con el pago de un rescate.

El Ministerio de Asuntos Exteriores aseguró este domingo que ya realizaba las acciones necesarias para la búsqueda de los cooperantes y reclamó la máxima discreción para liberar a Enric, Ainhoa y Rosella. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se puso en contacto con la ministra Trinidad Jiménez para conocer todos los detalles de este nuevo secuestro.