Una pareja se agrede con cuchillos porque él no quería un trío

La disputa entre ambos comenzó tras tomar unas copas con amigos y acabó con los dos heridos y detenidos

TONI BLASCOVALENCIA

Ella tenía una ilusión. Había compartido unas copas con su pareja y un amigo. Pensó que los ánimos de su novio estaban en el punto perfecto y le lanzó la propuesta: ¿Por qué no hacemos un trío? Este fue el detonante de una monumental disputa entre ambos que acabó con los dos heridos y detenidos en Valencia.

Los hechos se produjeron sobre las seis de la madrugada en un piso de la calle Velázquez. Allí se hallaba un joven almeriense de 31 años y su compañera sentimental de 28 años. También un amigo común, el candidato a ser tercero en el frustrado 'ménage à trois'. A esa hora, el 092 recibió la llamada de varios vecinos muy alarmados. Se quejaban de una tremenda discusión en un domicilio. Según describieron, se escuchaban "gritos de una mujer pidiendo auxilio y ruidos de muebles al caer".

Hasta el lugar se desplazaron agentes de los GOES de la Policía Local de Valencia. Nada más entrar en la finca interceptaron al joven. Iba sin camiseta y presentaba heridas sangrantes en el torso, la cara y los brazos. Intentaba entrar en el ascensor y manifestó que se había peleado con su novia. Según dijo, ella se había marchado a la calle y él iba tras ella para buscarla.

Pero en realidad la joven no estaba en el exterior. Se había escondido bajo el hueco de la escalera del rellano del piso superior, donde fue localizada. Tenía heridas en el rostro, las manos y las piernas. Un reguero de sangre condujo a los agentes hasta su escondite. Para aclarar el entuerto, los policías entraron en la vivienda y descubrieron la magnitud de la riña. Se encontraron con muebles tirados, la casa revuelta y, en el suelo, dos cuchillos, uno de ellos jamonero, con los que al parecer se habían atacado los dos heridos.

En medio del desastre apareció un perro y el amigo de la pareja, testigo del enfrentamiento. Aseguró no haber intervenido y explicó a los agentes lo que había pasado. Confirmó que se habían reunido y habían consumido alcohol. Al proponer la joven a su novio su deseo de materializar el tío, él había enfurecido. Los maltrechos novios acabaron en un centro sanitario, donde fueron curados.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos