Baile de cifras en la huelga de Correos que transcurre sin incidentes

Los empleados protestan contra el apagón postal y los recortes encubiertos que se han cobrado ya más de 7.000 puestos de trabajo

AGENCIASMADRID
Baile de cifras en la huelga de Correos que transcurre sin incidentes

El 25,11% de los trabajadores de Correos han secundado la jornada de huelga convocada en la empresa postal, según fuentes de la dirección, que ha destacado la normalidad en los centros, mientras que los sindicatos han elevado el paro al 75% de la plantilla del turno de mañana.

Un portavoz de la empresa de Correos y Telégrafos ha dicho que de los 50.662 trabajadores del turno de mañana en los centros de trabajo de Correos de toda España, hicieron huelga un total de 12.719. La empresa, que no ha convocado servicios mínimos, ha informado de que los camiones con correo pudieron salir esta madrugada con normalidad de los 17 Centros de Tratamiento Automatizado distribuidos en todo el territorio nacional. Tan solo se registraron algunos problemas con las fuerzas policiales en los centros de Madrid y Valladolid, aunque sin que se produjeran incidentes de consideración ni ningún detenido, según CCOO.

La jornada de huelga ha sido convocada por los sindicatos CCOO, CSI-F, Sindicato Libre, CGT, ESK e Intersindical Sindical por la viabilidad del operador público, contra el apagón postal y contra la pérdida de 7.000 puestos de trabajo de la empresa. Además los sindicatos temen los recortes encubiertos que puede suponer la futura ley postal y reclaman su participación en el anteproyecto de ley promovido por el Gobierno y un plan estratégico para la empresa.

Recorte en la mayor empresa pública

Regino Martín, secretario general del sector postal de CCOO, sindicato mayoritario en la empresa, ha acusado al Gobierno, de la disminución de las inversiones y de la perdida de puestos de trabajo, cerca de 7.000, además de denunciar que existe "una plan oculto para recortar otros 18.000 puestos de trabajo". Izquierda Unida ha apoyado la huelga postal y ha manifestado en un comunicado su rechazo a la liberalización de Correos que, con 64.000 trabajadores, es la mayor empresa pública.

El anteproyecto de ley postal elaborado por el Ministerio de Fomento supone la transposición de la directiva europea para la plena liberalización del mercado interior de servicios postales en la Unión Europea. Esta nueva normativa establece que Correos se mantendrá como prestador del servicio postal universal durante los próximos 15 años, en los que se garantiza una financiación pública para el ente postal.