Fidel Castro y Guillermo Fariñas votan a distancia en las elecciones cubanas

La participación ciudadana supera el 93% en una jornada marcada por la represión a las Damas de Blanco

AGENCIASLA HABANA
Fidel Castro y Guillermo Fariñas votan a distancia en las elecciones cubanas

La participación de los cubanos en las elecciones celebradas este domingo para renovar los gobiernos locales de la isla ha superado el 93%, según datos oficiales y aún preliminares divulgados por medios locales. Una hora antes de que cerraran las mesas de sufragio -lo hicieron a las 18:00 hora local (22:00 GMT)- más de ocho millones de electores de los 8,4 convocados habían votado, lo que supone un porcentaje del 93,49%.

El presidente Raúl Castro fue de los más madrugadores en depositar su voto en su colegio de la habanera Plaza de la Revolución, donde no hizo declaraciones públicas. En cuanto al ex presidente Fidel Castro, la televisión mostró el momento en que su papeleta era depositada por intermediarios en una urna electoral, sin que se hayan divulgado imágenes o mensajes del líder de la revolución cubana. Los medios de la isla (todos oficiales) han recordado que es la tercera vez que el ex jefe del estado cubano vota de esta manera debido a su estado de salud.

Por su parte, el disidente Guillermo Fariñas, que lleva dos meses en huelga de hambre, usó su papeleta electoral para anotar frases en favor de la libertad de los presos políticos y en contra de Fidel y Raúl Castro, con lo que anuló su sufragio. Según explicó el psicólogo disidente, una integrante de la Comisión Electoral le llevó hasta su cama en la sala de cuidados intensivos la papeleta, en la que también escribió "Abajo la dinastía de los Castro" y "Zapata vive después de muerto", la firmó y luego leyó las frases en voz alta. "Creo que las elecciones en Cuba son 'pseudo-elecciones' y una farsa", reiteró Fariñas, quien destacó como "primer gran defecto" de ese proceso que "no hay una libre postulación" de los candidatos pues "un ciudadano tiene que pasar por un proceso abierto en el vecindario a mano alzada".

Después de votar, el presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular (parlamento), Ricardo Alarcón, instó a EEUU a levantar el bloqueo económico que mantiene desde hace medio siglo contra Cuba para mostrar cuál de las partes tiene interés en mantenerlo. Éste ha respondido así a la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, que a principios de abril declaraba que los hermanos Fidel y Raúl Castro no quieren el fin del embargo a la isla porque "perderían todas sus excusas por lo que no ha pasado en Cuba en los últimos 50 años". "Si de verdad cree que el bloqueo beneficia al Gobierno cubano, la solución es muy sencilla: que lo levanten aunque sea por un año para probar si de verdad era en interés nuestro o en interés de ellos", ha señalado Alarcón.

Nuevo hostigamiento a las Damas de Blanco

Los comicios locales estuvieron marcados también por un nuevo acto de hostigamiento (o "repudio" como se llama en Cuba) contra las Damas de Blanco, familiares de opositores encarcelados desde 2003 que piden su libertad con marchas pacíficas. Por tercera semana consecutiva no pudieron desfilar por la habanera Quinta Avenida como suelen hacer los domingos, porque decenas de seguidores del Gobierno de Raúl Castro las acorralaron coreando lemas a favor de la revolución y en contra de este grupo de mujeres disidentes.

Salvo este incidente, la votación en Cuba ha transcurrido con aparente tranquilidad dominical y masiva participación según las autoridades electorales de país. Con un único partido legal, el gobernante Partido Comunista, la única "campaña" electoral consistió en las habituales llamadas a la unidad y a cumplir con deber patriótico de "elegir a los mejores", en este caso responsables del poder popular municipal.

No obstante, en estos días en Cuba también se habla de otra "campaña": la "mediática internacional" que, según el Gobierno y los medios oficiales de la isla (todos), han promovido Estados Unidos y el Parlamento Europeo por la situación de los derechos humanos y los presos políticos. En respuesta, cubanos como Arcibiades Cuevas han acudido a las urnas para "consolidar a Raúl y a Fidel", según ha dicho este dirigente de un Centro de Defensa de la Revolución del barrio de Centro Habana.

Palomas mensajeras que trasladan votos

En esta nueva jornada de comicios locales, las urnas volvieron a estar custodiadas por niños o 'pioneros' como se denomina a los escolares de primaria, y los colegios adornados con banderas cubanas, retratos de Fidel, Raúl Castro, y el Che Guevara, y afiches con lemas revolucionarios como "Seguimos en combate defendiendo el socialismo". Entre las curiosidades de las elecciones cubanas destaca el uso de palomas mensajeras que, si es necesario, trasladan votos desde zonas remotas o de difícil acceso para su escrutinio, una práctica habitual también en situaciones de emergencia o para realizar los censos de población.

En los comicios, los cubanos designarán a más de 15.000 delegados municipales (el equivalente a concejales), elegidos de entre más de 34.000 candidatos que a su vez fueron nombrados por asambleas populares. En estas elecciones han votado por primera vez 324.464 jóvenes mayores de 16 años. En Cuba hay comicios municipales cada dos años y medio y se renueva la Asamblea Nacional cada cinco.