Paloma O'shea: «Pronto los españoles serán líderes de la música mundial»

La presidenta de la Fundación Albéniz afirma que la Escuela Reina Sofía sólo tiene 120 alumnos «para ofrecer una enseñanza de calidad» «Nuestras clases están abiertas a todos en Internet», destaca O'Shea

CARMEN PÉREZMÁLAGA
OPTIMISTA. Paloma O'Shea vaticina un gran futuro para la música en España. / CARLOS MORET/
OPTIMISTA. Paloma O'Shea vaticina un gran futuro para la música en España. / CARLOS MORET

Ha centrado todos sus esfuerzos en la divulgación de la cultura y la mejora de la enseñanza de la música. Paloma O'Shea (Bilbao, 1936) creó en 1972 el Concurso Internacional de Piano de Santander y unos años más tarde, la Fundación Albéniz, que engloba todos los proyectos que la mecenas promueve en pro de la cultura. En el seno de su fundación se encuentran, entre otros, la Escuela Superior de Música Reina Sofía, el Centro de Estudios Musicales de Santander, el Centro de Archivos y Documentación Albéniz y la Escuela Virtual de Música.

Su vinculación con el mundo de la música comenzó muy pronto.

Sí, a los cinco años ya estaba tocando el piano. Estudié la carrera de piano, después me casé y me dediqué durante un tiempo a mi familia. En el año 1972 comencé con el Concurso de Piano de Santander y después con la Fundación Albéniz.

Sus proyectos se encaminan a mejorar la educación musical y a ofrecer más actividades relacionadas con la música clásica. ¿Cuál cree que es la principal carencia en esta disciplina artística?

La educación. Faltaba la educación, pero ahora el nivel está subiendo de una manera importante, y estoy segura que dentro de unos años vamos a ser líderes y vamos a exportar músicos.

Siempre ha abogado por la educación, porque talento sí que había en España, ¿no?

Sí, y la muestra está en que cuando se han traído a los mejores profesores, el nivel ha subido. La Escuela Superior de Música Reina Sofía es un proyecto internacional, porque creo que es algo más enriquecedor, y aún así, el 50% de los alumnos son españoles -es una escuela de excelencia a la que sólo acceden unos 120 alumnos cada año-. Además, está subiendo de nivel gracias a compañías como Sony y a entidades como la Fundación Málaga, que están ayudando mucho a los jóvenes.

Gran nivel

¿Cómo ve el panorama musical en Málaga?

De unos 120 alumnos de todo el mundo, en la escuela hay ocho estudiantes malagueños, lo que demuestra el gran nivel musical de la ciudad. Ahí está Carmen M. Elena González, que es una gran cellista, y los hermanos Del Valle, que tienen ya prestigio internacional.

La Fundación Albéniz tiene numerosos proyectos, pero, ¿cuál es su pilar básico?

La fundación tiene varios proyectos, pero el principal es la Escuela Reina Sofía, donde jóvenes de entre 16 y 25 años dan clases con primerísimas figuras de la música.

En su lucha por la mejora de la enseñanza y la divulgación de la cultura también se ha servido de las nuevas tecnologías.

Sí, con la Escuela Virtual de Música -www.magistermusicae.com- ofrecemos las clases de los grandes maestros a cualquier persona. Es una forma de abrir nuestras aulas al resto del mundo, porque tenemos grandes especialistas y se dan unas clases únicas.

¿Cómo va este proyecto? ¿Cuáles están siendo sus resultados?

Abrimos el año pasado y ya hemos colgado 3.000 horas de clases, además de que han entrado más de 4.000 alumnos.

¿Siguen haciendo falta iniciativas como las suyas para que la música española esté al primer nivel?

Pienso que todo lo que se haga es bueno, ya que así se genera más riqueza cultural y eso es positivo para la sociedad.

Nueva sede

Tiene en marcha muchos proyectos, pero, ¿baraja alguno nuevo?

No, sólo continuar con todos, sin olvidar la construcción de una nueva sede de la Escuela de Música Reina Sofía, que estará lista en febrero y que contará con el fantástico auditorio Sony. Estaremos en el corazón de Madrid, en la plaza de Oriente.

¿Este nuevo edificio supondrá acoger a más alumnos?

De momento creo que así está bien. Es una escuela de excelencia y no queremos más de nueve alumnos por cada cátedra para no desvirtuar la calidad de la enseñanza.

Usted ha creado varios premios y su labor también ha sido reconocida con numerosos y prestigiosos galardones. ¿Cuál cree que es el mejor reconocimiento a su labor?

El mejor premio es que los alumnos ganen concursos internacionales y se coloquen en las mejores orquestas, que tengan una grandiosa cultura musical. Ese es el verdadero galardón a esta labor.

Fotos

Vídeos