El Twitter avanza como gran revelación del año en Internet

El año 2007 está llamado a ser el de Twitter, 'microblogs' a través de los que se puede conocer qué está haciendo en todo momento cada uno de sus autores

TEXTO: ESTER REQUENA FOTOS: FERNANDO GONZÁLEZ
OPCIONES. La página se puede actualizar a través del ordenador, un SMS o servicios de IM./
OPCIONES. La página se puede actualizar a través del ordenador, un SMS o servicios de IM.

ES lo último en Internet. Si 2006 fue el año del YouTube, 2007 está llamado a ser el de Twitter. La 'culpable' de todo ha sido una simple pregunta: '¿Qué estás haciendo?'. Las contestaciones, para todos los gustos y colores, han dado lugar a una especie de 'microblogs' que ayudan a estar al día de lo que hace su pareja, su mejor amigo o incluso personas anónimas de todo el planeta a las que no se conoce salvo por una pequeña fotografía. Aunque de ellos se puede saber hasta a qué hora se levantan o cuándo van al supermercado. Eso sí, siempre que sus protagonistas lo quieran contar. Y todo a través de una sencilla página de Internet y con mensajes que no superan los 140 caracteres.

A primera vista, Twitter puede parecer un galimatías. Incluso, como comentan algunos internautas, «una pérdida de tiempo». Sin embargo, la mayoría de los que lo prueban se «enganchan». Lo confirma el número de usuarios, que se estima que crece un 20 por ciento cada semana. Pero esto es sólo el principio. «Twitter es el boom de este año y cada vez se generalizará más su uso», recalca el especialista José Antonio del Moral, fundador de la compañía Alianzo, empresa dedicada al desarrollo de productos para la web 2.0.

El funcionamiento es bastante sencillo. Una vez registrado en el sistema -que es gratuito-, el usuario cuenta con una página en la que ir volcando todo tipo de impresiones y comentarios. Eso sí, a través de mensajes muy cortos, al estilo de los SMS. Por eso, no es raro encontrarse entradas del tipo 'Estoy en un atasco' o 'Hoy me toca trabajar en casa'. La filosofía es contestar siempre que se pueda, y quiera, a la pregunta '¿Qué estás haciendo?'.

Diario personal

Para actualizar este singular diario personal se puede escribir directamente en la página de Twitter, enviando un SMS a un número internacional o a través de algunos sistemas de mensajería instantánea (IM), como el caso de Google Talk. La gracia es que todo queda registrado y que cualquiera puede verlo.

Pero aún hay más. Cada usuario puede invitar como 'friends' (amigos) a sus conocidos para que participen en su Twitter y conozcan en todo momento qué es lo que están haciendo. Y no sólo a través de Internet, sino que también les pueden llegar las actualizaciones por SMS gratuitos al móvil. Eso siempre que el usuario haya seleccionado esta opción en la aplicación. Aunque puede darse el caso de que se tengan tantos amigos conectados que el móvil se llegue a saturar con mensajes de este tipo.

Junto con los conocidos, cualquiera puede visitar nuestra página de Twitter, siempre que no se restrinjan las visitas. Hasta se puede lograr un grupo de seguidores ('followers') de nuestros comentarios. Un total de 568 'followers' son los que ya tiene Enrique Dans, profesor del Instituto de Empresa y blogger, que se ha convertido en el español 'más seguido' en Twitter, el segundo en castellano tras el mexicano Eduardo Arcos. «Es increíble que a todas estas personas les interese que hace un rato estaba cortándome el pelo», comenta asombrado Dans.

Visión de futuro

La base de Twitter es la comunicación rápida en estado puro y su reciprocidad. «De la noche a la mañana hemos pasado a saber lo que hace un amigo a todas horas y cuando es mejor, por ejemplo, que le llames», destaca el 'blogger'. Poco a poco, los internautas también le han ido buscando otro tipo de utilidades al sistema. Así, una pareja de novios puede 'controlar' en todo momento todo lo que está haciendo el otro. O más bien, lo que dice que está haciendo. Porque no hay manera de contrastar lo que se dice. Otros están convirtiendo Twitter en una manera de estar en contacto directo con un grupo de amigos o incluso quedar, con el beneficio incluido de que los mensajes llegan también a los teléfonos móviles y sin coste alguno, como enfatiza Del Moral.

«Twitter es una forma de comunicarse en Internet que ha nadie se le había ocurrido antes», recalca el fundador de Alianzo. Además, cada vez están apareciendo nuevas herramientas que ayudan a ampliar la esencia de esta herramienta. Una de ellas es asociar esta aplicación con el Google Maps y así conocer en tiempo real dónde está cada usuario. Aunque esto es sólo el principio de todo lo que se está creando alrededor de este servicio.

Algunos personajes famosos ya han descubierto los beneficios que les puede reportar Twitter. Es el caso del candidato demócrata a la Casa Blanca en 2008 John Edwards, quien relata en mensajes cortos todo su diario de campaña. Esta estela también la han seguido algunos candidatos a las pasadas elecciones municipales además de músicos, directores de cine y presentadores que dan cuenta en todo momento de su agenda. Y a quienes además se le puede contestar de manera privada.

Hasta en la empresa

No todo se queda en el mero cotilleo de conocer cómo es la vida de una determinada persona, aunque sea anónima. Twitter también podría tener sus aplicaciones desde el punto de vista empresarial, según vaticinan los expertos. Un empleado no sólo podría conocer en tiempo real dónde o qué es lo que está haciendo su jefe o al revés, sino que también es muy útil para los grupos de trabajo que no se encuentran físicamente en el mismo lugar. «Este sistema es instantáneo y permite estar en todo momento conectado, dando la apariencia de que están juntos en el trabajo», asegura Del Moral.

De hecho, Enrique Dans hasta les puso un examen a sus alumnos en el que tras explicarles en qué consistía Twitter, les preguntó el modelo de negocio que era y su viabilidad. «A partir de ahí, muchos de ellos se engancharon», rememora el especialista.

Una idea a explotar

Tras esta original idea se encuentra nada más y nada menos que Evan Williams, fundador de Blogger, compañía hoy en día en manos de Google. El sistema data de marzo del año pasado, pero el boom llegó el pasado mes de febrero, cuando 'bloggeros' de gran relevancia comenzaron a hablar de esta nueva herramienta y animaron a sus lectores a iniciarse. Ahí empezó el boca a boca mundial.

Tras este boom, a Twitter ya le están saliendo imitadores. Ya es posible encontrar a Wamadu en Alemania, Mogu2 en Japón y la francoalemana Frazr. Incluso en nuestro país hay webs relacionadas con el tema, como Trikir, que ofrece las mismas opciones que el original añadiéndole nuevas innovaciones.

«Su éxito viene porque es mucho más sencillo que un 'blog', ya que son sólo 140 caracteres que se escriben muy rápido y en los que no hay que pensar mucho», detalla Dans. De hecho, en España estamos muy acostumbrados a utilizar este tipo de lenguaje, ya que intercambiamos millones de mensajes de este tipo al día y apenas nos cuesta trabajo. Eso sí, por el móvil. Twitter lo que hace es trasladar esto a la Red para que más personas sean partícipes de nuestra vida. Y parece que es tan adictivo como los SMS. Ahora sólo hay que cambiar el chip de acordarse de 'actualizar' la vida de uno pero en Twitter y no en los tradicionales diarios personales escritos.