Antonio Iriondo: «Todos cambiamos algunas cosas en la fase de ascenso»

El entrenador del Toledo reconoce que los dos equipos se merecen subir aunque sólo pueda lograrlo uno

E. P.ALGECIRAS
Iriondo. / SUR/
Iriondo. / SUR

Antonio Iriondo Ortega es un veterano entrenador muy conocido por la zona centro del país, sobre todo en la capital de España.

En su historial consta haber dirigido al San Sebastián de Los Reyes en Segunda División B, al Rayo Vallecano en Primera División y al conjunto filial de Vallecas en Tercera.

Esta temporada se ha hecho cargo del C.D. Toledo que, en principio, no tenía como objetivo meterse en la fase de ascenso, pero finalmente lo consiguió como tercero, lo que le ha hecho enfrentarse al Algeciras tras conseguir dejar fuera al Coruxo gallego en la primera fase de esta eliminatoria.

Partido especial

Para el técnico, nacido en las lejanas tierras de Rusia, este choque tiene una motivación especial. «Si te enfrentas a uno de los mejores equipos de la Tercera División y consigues dejarlo en la cuneta para ascender tú, es que han hecho un inmejorable trabajo», indicó.

Esta filosofía, también le sirve de motivación a sus jugadores. «Desde luego que la plantilla está mentalizada. Tan sólo quedan dos partidos para conseguir un objetivo que se veía muy lejos cuando empezamos», indicó.

Iriondo opina que esta clase de encuentros «no se parecen en nada a los que se han jugado a lo largo de la competición» y que para sacarlos adelante «hace falta ser uno mismo y no desviarnos de nuestra personalidad. Por eso es necesario estar totalmente concentrados en las dos eliminatorias, ya que las fuerzas están muy igualada y cualquier error lo puedes pagar caro».

Del Algeciras reconoce «saber algunas cosas», aunque admite que «después la realidad es muy distinta a los informes que hemos recibido, y además es una cosa normal, pues todos los entrenadores tratamos de cambiar algo en esta clase de partidos para despistar al rival».

No importa el día

Iriondo se declara un enamorado del fútbol y de su trabajo, por eso no le importa en absoluto la polémica levantada sobre el hipotético cambio de horario al sábado. «Para mi es igual el día, la hora, el rival y el escenario, lo que quiero es que mi equipo juegue y poderlo dirigir, me gusta entrenar y para eso vivo y trabajo diariamente», sentenció.

Además, ironizó asegurando que «el problema lo va a tener el Real Madrid, al que le vamos a quitar algo de taquilla», refiriéndose a los muchos aficionados merengues que tenían intención de trasladarse a la cercana capital de España para ver el partido de los blancos frente al Real Mallorca, en el que se pueden proclamar campeones.

Para finalizar, opina que la eliminatoria es realmente emocionante. «Son dos equipos con historia, dos aficiones con caché y que se van a ver las caras en dos partidos realmente importantes, que van a hacer grande el fútbol esa es la belleza del fútbol y lo que verdaderamente hace afición», indicó.

«Lástima que sólo pueda ascender uno, pues los dos se lo merecen», finalizó diciendo el técnico.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos