IU y Falange negocian para que el PSOE no gobierne en Ardales

Ambos partidos mantienen las puertas abiertas a una posible alianza. El falangista Francisco Ortiz afirma que las distancias «no son insalvables»

ANTONIO M. ROMEROMÁLAGA

El PSOE puede perder la Alcaldía de Ardales a manos de un pacto entre Izquierda Unida y Falange Auténtica (FA). Este municipio está gobernado por quien ha sido presidente de la Diputación de Málaga los últimos cuatro años y candidato a repetir en el puesto, Salvador Pendón, el cual en las elecciones municipales del pasado 27 de mayo perdió la mayoría absoluta de la que gozaba en la localidad. Los socialistas consiguieron cinco de los 11 ediles, mientras que los otros dos partidos obtuvieron cuatro concejales IU y dos FA.

Ambas fuerzas ya han iniciado los contactos. Ayer se reunieron los cabezas de lista de ambas formaciones, Juan Calderón (IU) y Francisco Ortiz (FA), según confirmó este último. En este primer encuentro no se alcanzó ningún acuerdo y los dos partidos quedaron en intercambiarse unos documentos para estudiarlos y, previsiblemente mañana, tener una nueva reunión.

«Estamos dispuestos a pactar con IU y votar a su candidato como alcalde», declaró a este periódico el cabeza de cartel de Falange, quien explicó que la dirección nacional de su partido les ha dado vía libre para establecer alianzas. Ortiz declaró que las distancias entre FA e IU «no son insalvables» y no descartó en ningún momento que llegasen a un acuerdo, en base a un documento elaborado por su formación sobre principios políticos y programáticos. Además, añadió que el programa de Falange e IU «son muy similares».

Análisis

Por su parte, Calderón indicó que hoy habrá una reunión de la dirección local de su partido para analizar el documento presentado por Falange y tomar alguna determinación. No cerró la puerta a un pacto para que FA le vote en la investidura y se mostró partidario de acuerdos «puntuales» de gobierno a lo largo del mandato.

El cabeza de lista de IU señaló que respeta los pactos que a nivel regional o provincial se alcancen entre su partido y el PSOE para gobernar conjuntamente en los municipios que sea posible, pero agregó que «cada pueblo es un mundo». Y es que en las pequeñas localidades, además de las cuestiones ideológicas, pesan mucho las de carácter personal.

Tanto Francisco Ortiz como Juan Calderón recordaron que ya han mantenido una reunión «de cortesía» con el alcalde en funciones de Ardales, Salvador Pendón, en la que éste les dejó claro que no pensaba pactar ni con IU ni con Falange. «Nos dijo que o gobernaba en minoría o se iba a la oposición», manifestó el líder de Izquierda Unida.