La nueva terminal del aeropuerto de Gibraltar estará operativa en 2008

El ministro principal, Peter Caruana, presenta el proyecto de ampliación del aeropuerto El presupuesto de esta infraestructura excederá los 36.000.000 de euros

MARÍA J. SEGURAGIBRALTAR
PROYECTO. Peter Caruana explicó ayer cómo quedará en un futuro                             la nueva terminal. / A. C./
PROYECTO. Peter Caruana explicó ayer cómo quedará en un futuro la nueva terminal. / A. C.

El Gobierno del Peñón anunció ayer que la nueva terminal del aeropuerto comenzará a construirse en octubre, con un presupuesto superior a los 24 millones de libras, en euros supera los 36 millones, según las primeras estimaciones hechas públicas por el ministro principal de la colonia, Peter Caruana.

Esta nueva terminal permitirá incrementar los vuelos, tras los acuerdos tripartitos de Córdoba que fijaron el uso conjunto de este aeródromo.

El dirigente gibraltareño aseguró que esta infraestructura se extenderá sobre una superficie de 20.000 metros cuadrados, frente a los 5.000 de que dispone la actual. Su inicio está previsto para octubre de este año y su finalización será a finales de 2008.

La nueva terminal, según el ministro principal, será una atractiva y moderna estructura de cristal y acero, de dos plantas y en la primera de ellas se situarán oficinas, los dispositivos para la seguridad y control de los pasajeros y otros servicios como cafeterías y tres carruseles de equipaje.

La planta baja se destinará a la entrada de pasajeros, así como a la facturación del equipaje.

Caruana explicó que este proyecto engloba una serie de iniciativas además de la nueva terminal, como es la construcción de un túnel que evitará las problemas de tráfico que se generan en la colonia cuando despegan o aterrizan los aviones.

«Este es el único aeropuerto del mundo en el que el tráfico aéreo interrumpe el rodado. Por ello, vamos a construir un túnel que dotará de mayor fluidez al tráfico y evitará las colas», afirmó.

Explicó que este túnel es pertinente si se tiene en cuenta que con la aplicación de los Acuerdos de Córdoba y la futura puesta en servicio de la nueva terminal, los vuelos desde Gibraltar se han incrementado y, por tanto, también las molestias a los ciudadanos.

Otro de los argumentos esgrimidos por el ministro principal gibraltareño para acometer la construcción de este túnel, es la conservación del entorno, puesto que aseguró que las retenciones provocan emisiones de CO2 a la atmósfera.

La terminal estará comunicada con la frontera y con la avenida Winston Churchill, por esta carretera bajo tierra. La entrada principal a esta nueva insfraestructura se realizará a través de la mencionada avenida, como se realiza en la actualidad.

El túnel estará integrada por cuatro carriles, dos para cada sentido de circulación. Caruana puntualizó que la carretera que actualmente cruza la terminal, sólo podrá ser usada por vehículos en caso de emergencia, así como por los peatones.

Respecto al acceso de pasajeros a los aviones que despegan desde Gibraltar con destino a una ciudad española, por el momento tan sólo al aeropuerto madrileño de Barajas, Caruana apuntó que tendrán dos opciones o bien pasar por La Línea de la Concepción o si los clientes lo prefieren a través de la frontera.

De este modo, añadió, los pasajeros de estos vuelos no tendrán problemas a su llegada a Barajas, puesto que ya se habrá comprobado que pertenecen a territorio Schengen.

Este proyecto incluye también facilidades para el control e inspección de los vehículos de los clientes, así como oficinas, todo ello se ubicará al este de la nueva terminal.

Sobre las mejoras que llevará a cabo el Gobierno español en las inmediaciones de la terminal para facilitar el tránsito y control de viajeros, el ministro principal insinuó que las oficinas de España estarán ubicadas anexo a las dependencias gibraltareñas. «Hoy presento el proyecto de mi Gobierno, el de España no está dentro de mis competencias».

Aparcamientos

La construcción de dos aparcamientos, cuya capacidad superará los 220 plazas, completan este proyecto que, a pesar de los cambios en el tráfico rodado, el acceso al Peñón se mantendrá por la Verja.

Además, el Gobierno gibraltareño prevé la construcción de una carretera que bordeará el Peñón y otro aparcamiento cercano al litoral con una capacidad que podría exceder las 500 plazas. Este nuevo servicio se construirá siempre teniendo en cuenta los edificios aledaños, puesto que Caruana resaltó que tratarán de no entorpecerlos. Las obras de las nuevas vías, tanto el túnel que pasará bajo el aeropuerto, como la carretera del litoral, se iniciarán en enero de 2008, por tanto, su finalización está prevista para dentro de dos años.

Financiación

Caruana dijo que la financiación de este proyecto correrá a cargo de su Ejecutivo, aunque precisó que los gobiernos del Reino Unido y España pedirán fondos europeos para contribuir a la construcción de la nueva terminal.

El dirigente gibraltareño no quiso comprometer el presupuesto exacto del proyecto, puesto que explicó aún está en fase de concurso público. La aportación presupuestaria, según Caruana, no compete a España, tan sólo al Ejecutivo del Peñón.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos