La vuelta de un histórico

Risacher se convierte en el primer jugador de la plantilla campeona del Unicaja en visitar el Martín Carpena

TEXTO: J. L. R. FOTO: J. F. MORENO. EFE
CAMPEÓN. Risacher, con el Murcia, defendido por Basile./
CAMPEÓN. Risacher, con el Murcia, defendido por Basile.

SU recuerdo ocupa un hueco de proporciones bíblicas en el corazón de la afición malagueña. Fueron muchos los partidos, las temporadas y los éxitos en los que intervino. Tantos que su barba comenzó a peinar canas aún con la camiseta verde del Unicaja enfundada. Por eso, el regreso de Stéphane Risacher hoy al Palacio de los Deportes se presenta como uno de los hechos más emocionantes del encuentro que enfrenta al conjunto malagueño con el actual equipo del alero francés, el Polaris World Murcia.

Será la primera vez que Risacher se enfrente a sus ex compañeros y la primera ocasión en la que el Palacio de los Deportes recibirá a uno de los jugadores que emigraron de la plantilla que se proclamó campeona de Liga la pasada temporada. Una inoportuna lesión de espalda le impidió disputar el choque que cerró la primera vuelta de la fase regular para ambos. Aquella ausencia no ha hecho más que acrecentar sus ganas por un reencuentro que, sin embargo, estará desprovisto de la relajación a la que debería invitar. Ni el Murcia está salvado ni el Unicaja clasificado para el 'play-off'. Pero ni por esas se olvida de la importancia de álaga en su trayectoria profesional.

«Me sentí muy desilusionado por no poder jugar en el partido de Murcia. Por eso tengo muchas ganas de este partido. Estoy muy contento por volver al Palacio y encontrarme con tanta gente apreciada. Tengo muy buenos recuerdos de los cuatro años que permanecí en el club. Llevo tanto a la ciudad como a los malagueños en el corazón», reconocía el jugador francés ayer mientras emprendía el camino de regreso a la Costa del Sol por carretera.

Histórico

Su papel en el Unicaja dejó también una profunda huella entre los aficionados y en la propia historia del equipo. Cuatro temporadas enteras le llevan a figurar como el tercer jugador extranjero con más partidos de Liga como 'cajista' (160), por detrás de otros referentes como Babkov (195) o Kenny Miller (225). Más aún, en la historia continental del club, su cifra de partidos le convierten en el jugador foráneo que más participaciones acumula con el Unicaja (62), aunque no tuvo la suerte de disfrutar del éxito alcanzado esta temporada con la clasificación para la 'Final Four'.

«Cuando se consigue llegar hasta allí hay que confiar en que el equipo pueda alcanzar la final y ganarla. Hay que tener fe y creer en las posibilidades del Unicaja. Su segunda fase fue estupenda. Cuando vi que se clasificaron primeros y que les tocó el Barcelona sabía que no fallarían disputando esos dos partidos en casa», explica Risacher, que confiesa no sentirse sorprendido en absoluto del rendimiento ofrecido por su ex equipo en la máxima competición continental.

Por desgracia, la situación en su actual equipo invita a pocos compadreos en el encuentro de esta noche, aunque el francés es optimista cara al desenlace final de la temporada: «Hemos atravesado una racha complicada de partidos. Estábamos muy bien, pero nos vinimos abajo. Ahora no nos queda la posibilidad de lamentarnos y sí la de tratar de sacar algo positivo de las jornadas que nos quedan, incluido el partido de esta noche. Será difícil, pero los partidos están para jugarlos y tratar de ganarlos. Es lo que trataremos de hacer los dos equipos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos