El alemán Pfizenmaier y la malagueña Beatriz Jiménez ganan el Marbella X-Challenge

TRIUNFADORA. Beatriz Jiménez, en la meta, en su primera prueba extrema. / FOTOS: MIGUEL GONZÁLEZ/
TRIUNFADORA. Beatriz Jiménez, en la meta, en su primera prueba extrema. / FOTOS: MIGUEL GONZÁLEZ

Ganar un triatlón tiene mérito, pero hacerlo de forma extrema y con una dificultad máxima tiene mayor valor, aunque el premio y mérito va dedicado al que llega el último y lo finaliza. Por segundo año consecutivo, Marbella ha celebrado una de las pruebas extremas de esta múltiple modalidad deportiva, en la que tienen que realizar 1.500 metros a nado (con fuerte oleaje de levante), 30 kilómetros en bicicleta de montaña por caminos no recomendado para un novato en materia, y para finalizar, otros 10 kilómetros de carrera por la playa y carriles de montaña. Una carrera de verdad la Marbella X-Challenge.

Han sido algo más de un centenar los atletas participantes, de los que siete de ellas eran féminas, y salvo algunos, que por problemas mecánicos o de otra índole no lo han podido acabar, el resto han pasado todos por la línea de meta. El ganador ha sido el germano Nico Pfizenmaier, empleando dos horas y treinta minutos en hacer el recorrido, triatleta que defiende el club luso de Tri-Oeiras.

Rubén Bravo, tercero

Con casi veinte minutos de diferencia, el portugués Antonio Custino pasó por meta en segunda posición y la tercera plaza fue para el malagueño Rubén Bravo, un triatleta que no se le da mal las pruebas extremas. Para Pfizenmaier, la prueba marbellí ha sido como un entrenamiento de cara al circuito europeo del XTerra, pruebas aún más extremas que la celebrada ayer. El germano salió de los primeros de la prueba de natación y con la carreta de BBT (bicicleta de montaña), empezó a recuperarse y a sacar distancia y un tiempo más que aceptable a los que fueron sus perseguidores, llegando a meta con una solvencia bastante grande.

En féminas el triunfo recayó en la malagueña Beatriz Jiménez Tomé, triatleta de Alhaurín, empleando casi una hora más que el ganador. Jiménez nunca había participado en una prueba de este tipo, y a la primera fue la vencida. / MIGUEL GONZÁLEZ