El espíritu de Hellín

EDUARDO PUCHEALGECIRAS
RECUERDOS. El Algeciras Club de Fútbol quiere recordar sus grandes gestas / SUR/
RECUERDOS. El Algeciras Club de Fútbol quiere recordar sus grandes gestas / SUR

La liguilla estaba resultando 'calentita'. Quince días antes, el Granada-74 había conseguido que el colegiado extremeño Alhaja Calamonte tuviera que decretar el final del partido, correspondiente a la cuarta jornada de la liguilla de ascenso a Segunda División B,. con un 4/0 favorable a los algecireños (goles de Hoyo, Juan Antonio, García Cazorla y Sotil).

Quedaban dos encuentros frente al mismo equipo, el Hellín, rival directo en la lucha por el único puesto de ascenso; 190 minutos que resultaron los mas largos de la historia moderna del Algeciras Club de Fútbol y que culminaron felizmente con el retorno a la División de Plata del fútbol español, después de nueve temporadas ininterrumpidas en el pozo de la Tercera División.

Encerrona

El partido en la ciudad manchega fue una auténtica encerrona consentida por el murciano Orenes Ruiz, que hizo todo lo que pudo para desequilibrar a los rojiblancos y ayudó a los locales cuyos aficionados al final del choque, vejaron tanto a los futbolistas como a los aficionados que en un número de 150 estuvieron presente en el 'Infierno de Hellín', para lo que tuvieron que realizar un viaje de mas de 24 horas en autobús.

Ahora, unos 9 años después se le quiere rendir homenaje a aquellos futbolistas que hicieron posible el inicio de una época gloriosa del fútbol rojiblanco que culminó en la campaña 2003/04 con el ascenso a la Segunda División.

La afición también

En principio, se quiere contar con la presencia de todos los jugadores que componían aquella plantilla, pero sería realmente interesante que cuando saltaran al terreno de juego estuvieran acompañado de una representación de la afición albirroja, que se metió entre pecho y espalda más de 26 horas de autobús, para hacerse los 1.300 kilómetros.

Aquellos aficionados, sufrieron lo indecible en aquellos 90 minutos, volvieron a estar al borde del infarto en el encuentro de vuelta, cuando Batueca Iglesia decretó la suspensión del último encuentro de liguilla celebrado en el estadio El Mirador el 28 de junio de aquel año y que, después, vivió con el corazón en un puño los 23 minutos de la reanudación, tiempo que se jugo con un hombre menos, por expulsión de Gregorio Molina y que terminó desbordada de emoción aquel 11 de julio cuando se consiguió el sueño.

Aquella plantilla estaba formada por los jugadores: Fito, Ortega, Ledesma, Paco Ramos, Sixto, Cristóbal, Tovar, Acosta, Juanjo, Barranco, Jose, Gregorio Molina, Johny, Antonio Molira, José Luis Alvarez. Sotil, Marcos, Báez, Raúl Molina, Salva Pró, Juan Antonio, Cazorla, Juan hoyos, Fernando Gallego, Bumbún, Ezequiel, Cívico, Fran Ortega. El técnico era Gabriel Navarro 'Bay'.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos